CRÍTICA

Cuando Superman ya no puede protegerte

El lucense David Figalgo Omil firma "Cartas a Superman", un corto de tamaño superlativo

Cuando Superman ya no puede protegerte

David Fidalgo Omil presenta su nuevo corto de animación "Cartas a Superman". Una obra de arte que coge la forma de un corto animado de 16 minutos de pura intensidad. Con una sensibilidad  fuera de lo común, David Fidalgo  fusiona la pérdida de la inocencia con uno de los hechos más incomprensibles de la sociedad: la guerra. Ambos responden a la parte más dramática de la naturaleza humana, una parte que el director no tiene miedo de explorar y es capaz de contar de la manera más utópica. 

Con la simpleza de los dibujos a lápiz, Fidalgo presenta a un protagonista eternamente cubierto con una máscara de Superman. Jamás le veremos el rostro, algo que, a riesgo de parecer impersonal, convierte a Dani, un niño que confía en Superman para mantener a salvo a su padre durante la guerra, en el niño que todos fuimos y aún llevamos dentro.  La conexión es automática desde el primer minuto.

Superman, representa en este caso la pérdida, la inocencia de un niño que se rompe cuando ya no puede confiar ni en su héroe. Con maestría e ingenio, Fidalgo nos cuenta ese momento, el segundo mismo en el que algo se rompe para convertirnos en adultos. Superman ya no podrá protegerte pero entonces, es cuando comprendes quiénes son los verdaderos héroes. Aquellos que se quedaron por el camino pero que te protegieron hasta el final. Moviéndote entre la ternura y la tristeza desde el primer minuto, los otros quince transcurren con los ágiles y hermosos trazados a lápiz del autor.  Para llegar a un final emocionalmente devastador, que consigue la catarsis, declarándose magia y dejándote bajo el pecho la sensación de haber entendido, por fin, quiénes son los héroes reales. Esta es la visión que David Fidalgo tiene del mundo y así es como querremos verlo a partir de ahora. 

Probablemente la mejor parte del corto, todo lo que su director ha vertido en él, además del concienzudo trabajo de llenar folios y folios para crear su magia y confirmar su talento. Actualmente, Cartas a Superman viaja de festival en festival. Ha pasado por el de Cans (Pontevedra), por el Festival de Cine y TV "Reino de León", Tlanchana Fest (Mexico), por el Festival Ipiales Cine sin fronteras (Colombia) y ya ha estado presente en el "Animation Day", en Cannes. Y todo ello sigue sin hacer justicia a la increíble sensibilidad de esta joven promesa del cine español. Autor también de "Luna, te quiero" y "Amarillo y Azul", Fidalgo no para de trabajar. Su arte, de marca gallega, llegará lejos. La sensibilidad y fuerza de Cartas a Superman lo confirma. Un corto valiente, toda una apuesta personal.