GASTRONOMÍA

Cuando el vino triunfa sobre la tragedia

Solo un 15 por ciento de las uvas de las Adegas Valdavia pudieron salvarse gracias a una segunda brotación en aquellos viñedos que fueron afectados por las dos gélidas oleadas consecutivas

Cuando el vino triunfa sobre la tragedia

Si la inteligencia es la capacidad que demuestra el ser humano para enfrentarse a lo que le rodea, el equipo de Adegas Valdavia, encabezado por Alberto Úbeda ha demostrado tener ese grado de genialidad con el que afrontar una de las mayores adversidades que ha vivido el Ribeiro en las últimas décadas: las heladas tardías de abril de 2017 que asolaron muchos viñedos no solo de esa denominación de origen, sino también de otras como Monterrei. 

Solo un 15 por ciento de las uvas pudieron salvarse gracias a una segunda brotación en aquellos viñedos que fueron afectados por las dos gélidas oleadas consecutivas. Con esas uvas, aproximadamente unos tres mil kilos, Adegas Valdavia elaboró un vino: Cuñas Davia “A Xiada”. “Nuestra idea era transformar lo adverso en positivo”, explica Alberto Úbeda, colleiteiro de esta bodega familiar con una producción media de 30.000 botellas al año. El viñedo de esta bodega, fundada en 2004 ha ido creciendo en estos catorce años. Hoy cuenta con cinco hectáreas repartidas en varias fincas, cinco de ellas de mayor tamaño, situadas en el entorno de sus instalaciones, en Cuñas, en el término municipal de Cenlle.

“A Xiada” fue sometido a una doble helada. La primera, la que impuso la naturaleza y que dio lugar a una segunda brotación. La segunda, en bodega. Tras una vendimia tardía de estas uvas, fueron sometidas a 72 horas de maceración con nieve carbónica y posteriormente fermentadas a 15 grados. Un vino singular, ensamblaje al cincuenta por ciento aproximadamente de Treixadura y Albariño del que han salido 1.947 botellas. Tanto las características especiales de su maduración en viñedo, a lo largo de una sequía muy severa, como de su vinificación en bodega, proporcionan a Cuñas Davia A Xiada un perfil que se aleja de los estándares del Ribeiro. Una gran carga aromática,  muy amplio de sabor en boca y una frescura que acentúa esas cualidades únicas de una añada única.

1.947 botellas que ya han salido al mercado de un vino que merece la pena probar porque demuestra que incluso de los peores momentos se puede obtener un resultado sorprendente. Y “A Xiada”, en verdad, sorprenderá.