DENOMINACIONES

Godello nacido en las tierras altas de O Bolo

Manuel Corzo lleva seis años al frente de la bodega que fundó su padre en 1998

Godello nacido en las tierras altas de O Bolo

Manuel Corzo lleva seis años al frente de la bodega que fundó su padre en 1998. Cuenta con un viñedo propio en varias fincas que en total suman en torno a las cinco hectáreas, en las que el protagonismo lo comparten las variedades Mencía y Godello.

Situada en Chandoiro, un pueblo del término municipal de O Bolo, la bodega y el viñedo están en la frontera meridional de la denominación de origen Valdeorras. Un viñedo de ladera, emplazado a más de quinientos metros sobre el nivel del mar, con una orientación que lo mantiene muy soleado y aireado, lo que facilita no solo la óptima maduración de las uvas, sino también que éstas se desarrollen libres de enfermedades. Y es que una buena planificación, y aquí la hay, ahorra muchos disgustos cuando el clima se vuelve tan caprichoso, como el que padecemos de unos años a esta parte.

En la actualidad elaboran dos vinos con la marca Viña Corzo: el Mencía y el Godello. Manuel estima que con la cosecha de 2018, que está en estos momentos en plena fermentación, sacará al mercado en torno a las 15.000 botellas de cada uno. Pero su objetivo es ir creciendo, aunque siempre dentro de la dimensión que es propia de una bodega familiar, a medida que las parcelas plantadas más recientemente empiecen a dar un mayor rendimiento. Su estimación es que en un plazo de 3 a 5 años podría elaborar hasta treinta mil botellas de Godello y también aumentar la producción de Mencía”. En este sentido ya está trabajando en la preparación de una nueva línea de vinos, tanto blanco como tinto, bajo la marca Luces Novas.

Viña Corzo es un vino que se distribuye fundamentalmente en el canal de hostelería, tanto en Galicia como en el resto de España. Aunque también es posible encontrarlo en vinotecas.  

Las características propias del suelo, la altura, la orientación, que tienen estas parcelas le confieren, especialmente al Godello, un conjunto de rasgos singulares que se añaden al carácter común de la variedad cultivada en Valdeorras. Es un vino más expresivo, mantiene ese carácter goloso, pero añade un punto de frescura y mineralidad que redondean su paso por el paladar. Un vino, en definitiva, que habla de su tierra.