PLAYLIST

La victoria de Mitski

En "Be the cowboy”, Mitski mezcla soul, rock, pop, ambient o electrónica en un disco redondo, que aspira ya a ser el mejor disco de este año 2018

Mitski.
Mitski.
La victoria de Mitski

No, no es un una nueva chica que canta, ya lleva cinco discos a sus espaldas, toda una carrera se puede decir. Mitski avisó en el año 2016 que lo suyo iba en serio, con un disco que consiguió el aplauso unánime de toda la prensa internacional especializada. En “Puberty 2” se encontraba una de las canciones que aquel año se acabó coronando como top 3 de los mejores singles del año, “Your best american girl”. Una referencia que lanzó a esta artista directamente a los primeros puestos en su carrera de fondo, y a subir, en paralelo, en el tamaño tipográfico en los lineup de los festivales de medio mundo, entregando un directo arrollador a su -creciente- volumen de fans.

Pero es justo ahora cuando Mitski lo va a cambiar a todo. Este será sin duda su año. Hace unos días, concretamente el 17 de este mes de agosto donde parece que medio mundo ha colgado el cartel de “no molestar” en su día a día, ella lanzó su brillante nuevo trabajo, “Be the cowboy”, para poner completamente patas arriba la casa entera. ¿Estamos ya ante el mejor disco de 2018? Quizás me pueda la emoción de la frescura de las primeras escuchas o el mareo de la montaña rusa que es este trabajo, que me ha sacudido de principio a fin.

Escuchando el álbum, las referencias y comparaciones que vienen a mi cabeza son tan variadas y ricas a la vez que se hace casi imposible clasificar un disco que se ha convertido ya, instántaneamente, en una pequeña joya contemporánea. Soul, ambient, rock, folk, pop o electrónica se juntan, se abrazan y se mezclan, para dar forma a un disco absolutamente redondo y perfecto, que  bajo la voz hipnótica de Miyawki y la producción -como siempre- de Patrick Hyland, nos lleva en volandas hacia la confirmación de que Mitski juega ya, sin ningún tipo de duda, en las grandes ligas.

Todas las canciones que conforman este “Be the cowboy” son como pequeños universos por donde Mitski viaja a través del dramatismo o la agonía, pero que también nos enseñan mundos llenos de color y frescura para, por qué no, hacernos bailar.

Pasará este mes de agosto, pronto llegará el otoño y nuestro Spotify nos avisará de que es  lo que más hemos escuchado a los largo de estos meses. Irremediablemente creo, y casi podría asegurar, que Mitski será una parte destacada de esa playlist.