DOCUMENTAL

Las fronteras derribadas

Andrea Pérez, Míriam González e Iris Justo firman el documental “a memoria da raia”, una mirada hoy más que necesaria que nunca  

Las fronteras derribadas

“A Raia é un lugar onde se cruzan moitos mundos, algúns deles xa perdidos no tempo”. Pocas frases pueden explicar mejor de qué se habla cuando se dice “raia”, al encerrar en tan pocas palabras tantos conceptos. Mundos infinitos se dieron cita en ese espacio que, a saber si sigue la lógica del tiempo o tal vez encierre realidades paralelas aún desconocidas. El documental “A memoria da raia”, creado durante  unos dos años de trabajo por tres verinenses: Andrea Pérez Justo, Miriam González Francisco e Iris Justo Rodríguez, está hecho con  el planteamiento inicial de echar la vista atrás y dar a conocer  a ambos lados de la raia algunos de los acontecimientos menos conocidos del pasado de la zona. Es un trabajo documental de los que ahora hacen más falta que nunca. Realizado con sensibilidad ha sabido captar historia, pasado, presente y mucha, mucha verdad. Aún han estado a tiempo las tres creadores de recoger testimonios en primera persona, han sabido unir realidad y ficción tan bien y de maneran tan bien hilada que nada sobra y nada falta.

En “A memoria da raia”, las voces, los rostros, las historias y las imágenes están encajadas a la perfección y ofrecen al espectador un trabajo que destila fotograma a fotograma un trabajo pensado, profesional y bien hecho. Imposible no sonreir con la historia de la pistola escondida por una joven de 16 años, que tan bien cuenta la protagonista ahora que ya acumula muchos más años. Difícil no tener ganas de llorar cuando otra cuenta como se llevaban a los jóvenes. “Eran comunistas y tuvieron que luchar con los falangistas” narra para añadir que “uno tuvo que matar a su hermano”. Revuelve. Pero por encima de las historias de vida, de represión, contrabando, emigración y necesidades, está cómo esa raia, esa frontera marcada en mapas no pudo con la solidaridad, con la unión de dos pueblos, cada uno en un país diferente. Por encima de todo, el documental nos cuenta que las personas buenas, las que quieren y querían otro mundo, no se dejaron convencer por discursos violentos ni por sentimientos de patria malentendidos. Un trabajo necesario para recuperar la memoria, la historia y saber que en tiempos malos hay corazones buenos que ayudan a sobrevivir.
 

LUGAR: Auditorio (Verín)
FECHAS: 08/09 a las 20:00h
ENTRADA: libre