GASTRONOMÍA

Litchi, fruta con el sabor de la China más milenaria

Hace una década  era difícil encontrar litchis es nuestras fruterías. Hoy resulta bastante común para ser una fruta exótica y su precio no está muy alto

Litchi, fruta con el sabor de la China más milenaria

Hace una década  era difícil encontrar litchis es nuestras fruterías. Hoy resulta bastante común para ser una fruta exótica y su precio no está muy alto, a pesar de que se trata de fruta cultivada en áreas tropicales y subtropicales, especialmente el sur y sureste asiático, islas del Pacífico, Brasil y La Florida. Por el precio de unas manzanas e incluso menos, se puede encontrar en ésta época del año.

¿Qué aporta a nuestro frutero? un sabor entre dulce y ácido, muy parecido al de un cítrico, pero con la textura de una uva. Su aspecto exterior parece el de una fruta del madroño, pero tras esa piel verrugosa se encuentra una pulpa carnosa y una pepita consistente. La refrigeración va oscureciendo la piel y si dejamos que se seque, su sabor tiende a semejarse al de una nuez, de ahí que también le llamen, cuando se venden en seco nueces litchi.

Su alto contenido en vitamina C lo ha convertido en un fruto atractivo, especialmente para quienes prefieren rehuír los cítricos. Con cien gramos de esta fruta se consigue el 86 por ciento de las necesidades diarias de vitamina C y con una docena de piezas ya podemos dar por cubierto el cupo. Se puede tomar en crudo, sin problema algunoy formando parte de ensaladas y macedonias de fruta o incluso incorporarlo como ingrediente de varios platos, principalmente dulces.

¿Podríamos cultivarlo en Galicia? Desde el punto de vista climático quedamos fuera de su jurisdicción. No soporta heladas, quiere frío moderado en invierno y veranos cálidos y húmedos, más propios de zonas tropicales y subtropicales que, por ejemplo , de Verín o las Rías Bajas, con la excepción de O Rosal, donde la ausencia de heladas invernales podría permitir una fácil aclimatación. Fuera de ese entorno privilegiado, podría prosperar, siempre que protejamos los árboles jóvenes de heladas que estén por debajo de los 2 grados bajo cero.

De adultos ya toleran más. En cuanto al suelo, el ph ácido tan común en Galicia les sienta muy bien.
El Litchi llega de China como casi todos los frutales que tenemos en nuestros huertos: los cítricos, castaña, melocotones, los kiwis... Buena parte de lo que hoy forma parte de nuestra dieta frutal ya era consumido en China antes de que comenzase nuestra civilización. La ruta de la seda, los romanos, los navegantes portugueses y algún que otro español durante las edades Media y Moderna, los botánicos de la Ilustración y, ya en épocas contemporáneas, la globalización, han permitido que ese patrimonio natural llegase a aclimatarse a nuestras latitudes e incluso propiciase la creación de ecotipos propios de nuestras tierras.