PLAYLIST

La Mala Rodríguez: ella empezó el camino 16 años antes que Rosalía

Al ver a Rosalía, es evidente que ese camino ya lo empezó a andar en 2002 La Mala Rodríguez; tenía 21 años y se salió con “Lujo Ibérico” 

La Mala Rodríguez.
La Mala Rodríguez.
La Mala Rodríguez: ella empezó el camino 16 años antes que Rosalía

Es un hecho ya refutado que la música urbana es el estilo que reina en la segunda mitad de esta década. El denominado trap, vocablo  ya casi tan manoseado como “indie”, es con el que los milenials se sienten identificados. En parte porque los artistas de esta nueva época han sabido adaptarse a los cambios de la industria musical.

Entre los nombres que forman parte de esta escena destacan Yung Beef, C.Tangana, Kinder Malo o Bad Gyal. Pero una artista ha ganado la carrera: Rosalía. Elegida como la nueva reina del público, inteligentemente ha llevado el estilo hacia caminos y sonidos más comunes.

Pero cuando uno ve el efecto Rosalía, que es imposible no admirar, tiene la sensación de que este camino ya estaba empezado por la figura de María Rodríguez Garrido “La Mala”.


La Mala Rodríguez irrumpió en el mercado en el año 2002 con un disco que posiblemente sea la obra más importante en la historia del hip hop femenino en España, mezclando su inconfundible voz con su estilo aflamencado. “Lujo Ibérico” fue disco de oro con mas de 60.000 copias vendidas y su single “Tengo un trato” sigue, más de 15 años después, sonando igual de fresco y rabioso


La Mala tenía 21 añitos y su estilo traspasaba fronteras, sonando en radios de Latinoamérica, un mercado que la recibió como la salvadora del género.

Después, un sinfín de colaboraciones y 4 discos más, llenos de singles convertidos en clásicos como “La Niña” o “Por la noche”, que se incluía en la BSO de “La Juani”. Y en 2013, parón. María se queda embarazada y se muda a Sevilla y para vivir la maternidad lejos del ruido.

Pero ya se sabe que los artistas se nutren de sus experiencias y esa fue, según sus palabras, de tal magnitud, que al tener a su hija en brazos la inspiración volvió con más fuerza. Ahora, en la época donde reina el trap adolescente, La Mala Rodríguez ha vuelto para demostrar que ella también quiere jugar en un terreno donde las reglas ya las había esbozado ella.

Con la bandera del movimiento feminista en primera línea,  va más allá y no tiene reparos en mezclar su hip hop del sur con los sonidos más reggetonianos, consiguiendo de nuevo un sello original que la catapulta otra vez al podio.