ENTREVISTA

Mariano Muniesa, pasión por el rock and roll

Incondicional de los Stones, ha seguido desde primera línea la carrera de este grupo y de la evolución del rock and roll de los últimos 35 años.

Mariano Muniesa.
Mariano Muniesa.
Mariano Muniesa, pasión por el rock and roll

Con catorce años asistió al primer concierto de rock de su vida. Desde entonces, y ya han pasado 36, Mariano Muniesa se ha consolidado como una de las voces más solventes de la crítica musical española.  A los pocos días de asistir al último concierto de los Rolling Stones en Barcelona estaba en Ourense participando en el concierto de homenaje a esa banda organizadopor La Región. 

1. ¿Qué tal estuvo el concierto de los Stones en Barcelona?

Para mí fue espectacular. Tuve la oportunidad de ver otro concierto de esta misma gira en Spielberg, en Austria y no fue tan bueno. No voy a decir que estuvieron a medio gas, pero sí que no lo dieron todo porque el público era muy frío. Barcelona es una ciudad en la que tocaron muchas veces, que tiene con ellos una vinculación más estrecha y no tiene nada que ver aquel público austríaco con el de Barcelona, mucho más activo, más entregado y el concierto fue una maravilla de principio a fin. 

2. ¿Es cierto, entonces, que el público español tira de los conciertos, hace que los músicos se entreguen más?

Sí. Es así. El público mediterráneo, de Grecia, de Italia, de España, incluso de Portugal, vive el rock de una forma mucho más intensa. Hay muchos factores. Por ejemplo, nosotros, llegamos a los conciertos de rock con treinta años de retraso y eso hizo que a partir de la década de 1980 se viviesen con mucha intensidad. A ello hay que añadir nuestro propio temperamento latino, cuando algo nos gusta lo expresamos mucho más.

3. ¿A cuántos conciertos has ido de los Stones?

Este fue el número 32. El primero que vi fue en Madrid en 1982. Y desde entonces he visto conciertos de todas sus giras. Y no solo en España, sino también en otros países, por lo que he seguido su evolución, que también ha sido paralela a mi propia evolución, personal, musical y mi forma de ser. Es una historia muy intensa con ellos.

4. Su veteranía es ya un prodigio. ¿Se nota la edad?

Ellos están poniendo el listón a todos los demás. Recuerdo la primera vez que los vi, al salir de aquel concierto del 7 de julio de 1982 salí muy emocionado pero un poco triste porque ya se decía entonces que aquella iba a ser su última gira. Era la gira de su 20 aniversario, se decía que ya lo habían hecho todo y que estaban cerca de los cuarenta años y ¿quién iba a hacer rock and roll con cuarenta años? Y ahora los vemos con más de setenta años y dándolo todo en el escenario. Ves a Mick Jagger actuando durante más de dos horas en el escenario, con un cuerpo atlético y una voz magnífica. Estamos hablando de artistas que se cuidan y que tienen cuerda para rato.

5. ¿Por qué los Rolling Stones son la gran referencia del rock?

Toda la historia del rock pasa por ellos. Todo lo que significa cultura rock ha tenido en algún momento como referencia a los Rolling Stones. Eso llena el escenario y crea unos conciertos de absoluta magia.

6. De todos los conciertos a los que has ido, Stones aparte, ¿Cuáles son los que más gratamente recuerdas?

Podría decir muchísimos, pero por señalar aquellos que más me marcaron pienso, primero en el concierto que dio Bruce Springsteen en agosto de 1988 en el Vicente Calderón. Fue un concierto larguísimo, de 4 horas y 45 minutos. Springsteen estaba en una forma física magnífica y en su mejor momento de voz. Llevaba una banda, la E Street Band, fue una de las mejores bandas de rock de todos los tiempos. Después de los Stones creo que fue lo mejor y lo más grande que he visto. También mencionaría el concierto de AC/DC en el pabellón del Real Madrid en 1981. Quizá porque fue el primero que vi, yo tenía 14 años. Había muerto Bon Scott y era la primera gira que realizaban con Brian Johnson como vocalista. Y otro que también recuerdo de manera especial es el de Metallica en Milton Keynes en 1993. Por la intensidad, la energía, la expresión del Heavy Metal en el sentido más amplio. Yo creo que por todo eso fue otro de los shows mejores que he visto.

7. ¿Seguirá habiendo rock, hay relevo de nuevos grupos que aseguren su pervivencia??

Sí, claro. Lo que sí pienso es que el rock no va a ser ya igual que en los años sesenta y setenta. Porque ya no tiene el mismo significado histórico ni cumple la misma función social. Cuando nació fue fundamentalmente una música rebelde, que rompía moldes no solo en lo musical, sino también en lo cultural y en lo social. Trajo consigo una revolución generacional de jóvenes que encontraron en el rock el lenguaje para manifestarlo. Han pasado cincuenta años de una industria que ha generado muchos beneficios, que ha creado todo un desarrollo cultural y lo que no será, en el futuro, es la música de la rebelión. El rap, el hip-hop, han tomado el relevo de la expresión del descontento. El rock ha creado unos referentes sonoros, es un estilo musical establecido, con unos estándares,  aunque siempre habrá quien aporte cosas innovadoras.

8. De la era del vinilo al presente ha habido un cambio abismal. ¿Para bien o para mal?

Internet ha revolucionado la forma en la que se consume música hoy día. Las generaciones actuales no tienen esa magia de los vinilos, de sus fotografias, de sus carpetas, de la que disfrutábamos nosotros, y que nos costaba, no solo por el dinero, sino también porque era la música que no le gustaba a nuestros padres. Ahora en cambio, son los propios padres los que transmiten a sus hijos el gusto por el rock, y les muestran una música que no escucharían normalmente en los programas de radio o de televisión. Yo creo que por eso, va a tener un futuro muy prometedor.

9. ¿Y la profesión de periodista musical?

La situación actual me recuerda la epoca de la explosión de las radios libres y los fanzines de los ochenta, muy críticos con los medios tradicionales. Aquello fue una burbuja y pienso que con internet está sucediendo lo mismo. Ante tanto que se escribe en redes sociales y web, al final lo que busca el público es el prescriptor cuya credibilidad se basa en su trayectoria y su honestidad.

10. ¿Cómo fue el cambio para la industria?

De ser la mayor industria cultural, por encima del cine al caracter testimonial de hoy día, hubo toda una reconversión. Pero en parte esa caída fue también por su propia ceguera de no ver lo que estaba sucediendo con internet. El vinilo ha vuelto, sí, pero nunca volverá a ser la base de esta industria que, por otra parte, se ha diversificado para sobrevivir, entrando en el mundo de los videojuegos, del management de conciertos, etcétera.