LA REVISTA

La moda con aire mediterráneo

La estilista y presentadora Laura Opazo acaba de lanzar una colección cápsula con la firma ría Menorca. con el mar Mediterráneo de fondo, la colaboración consta de cinco modelos de sandalias y dos bolsos inspirados por todos los rincones de la isla balear

La moda con aire mediterráneo

¿De dónde nace tu relación de amor con la moda?

Desde pequeña he sido muy observadora y una enamorada de la música, así que la moda empezó a interesarme especialmente a través de los grupos que escuchaba mi padre:  The Beatles y Elvis Presley. En mi adolescencia me pasé al britpop (Oasis y Blur), el grunge (Pearl Jam, Nirvana), el punk y hardcore melódico de mi época en el Jardín Japonés (NOFX, Pennywise, Rancid...) y el Hip Hop (Tupac Shakur, 7notas7colores). Me pasaba las tardes viendo videoclips en la MTV. Esa imagen tan potente y disruptiva de los artistas era el reflejo de los cambios sociales, de la impronta creativa, de las tribus urbanas. En resumen, el reflejo de una generación.

Has creado una colección cápsula con Ría Menorca. ¿Cómo surgió y en qué consiste? 

De una formal muy casual. Fui a un evento de la firma y le comenté a Carlos Truyol (el director general) que me encantaban las menorquinas y que era un calzado con el que me identificaba mucho. Le dije que me gustaría hacerme unas a medida, le tiré la caña y ... a la semana me preguntó qué día podría ir a la isla para visitar la fábrica. Así comenzó todo.

¿Cómo es el proceso de creación de una colección cápsula para una firma consolidada con su propia trayectoria?

Te hablaré de cómo fue la mía porque honestamente no conozco otra. Lo primero fue pensar los puntos de inspiración y plasmarlos en un moodboard. Ahí incluí fotos de las cosas de la isla que más me gustan: sus acebuches de ramas tumbadas, las sargantanas, los amaneceres y las puestas de sol, sus calas, la piel curtida al sol... Elegí las hormas, pieles, acabados y colores que mejor traducían esos conceptos y con el equipo de fábrica nos pusimos manos a la obra. Luego viene la parte más crítica porque quieres que cuando alguien se las ponga se encuentre tan cómoda que no se las quite en todo el verano. Finalmente hicimos cinco pares de sandalias y dos bolsos, por supuesto respetando el adn de RIA Menorca. Se me ocurrió hacer una sesión de fotos con un equipo magnífico de mujeres que entendieron muy bien lo que yo quería transmitir: la versatilidad de las sandalias en contextos urbanos y looks enfocados a mujeres de diferentes edades. Por eso elegí a una modelo senior que me encanta, Ana Panizo, como imagen de la colección. En la sesión incluí elementos artísticos de dos gallegos a los que admiro: Inés Rodríguez de Allariz de RIR&CO que me hizo un tapiz de flecos precioso y Sergio Femar de Porriño, que me cedió sus  taquiños de madera pintados.

Además, eres estilista y coach de imagen. ¿Cuáles son los principales errores que observas en la gente a la hora de vestir?

Muchas veces nos enamoramos de prendas muy especiales pero que ofrecen poca versatilidad. Acabamos llenando el armario pero con la sensación de no tener nada que ponernos. En realidad nadie nos enseña a comprar ropa y nuestro sentido común desaparece cuando vamos de compras porque los reclamos publicitarios son muy golosos y olvidamos analizar nuestras necesidades reales. Otras veces nos dejamos guiar por el precio y pasamos por alto la calidad. Acabamos acumulando prendas con un patrón deficiente y ofrecen pocas alternativas.

¿Qué consejo darías a alguien para acertar siempre?

Pues que no se preocupe tanto por acertar siempre. Es un aprendizaje. A veces fallamos pero no es algo grave y si hemos dado de qué hablar pues ni tan mal. Nadie es infalible y eso también es divertido.

Hoy en día estamos dominados por un cambio constante de tendencias. ¿Hay que seguirlas para vestir bien?

No. Es más, seguirlas a rajatabla como una religión me parece que debe ser súper estresante. Uno tiene que tener su propio criterio y hacer uso de tendencias que encajen con su adn personal. Vestirte con personalidad y llevar las tendencias a tu terreno.

También ejerces como estilista para programas de televisión. ¿Qué diferencia hay a la hora de elegir prendas para gente de la calle a hacerlo para un medio audiovisual?

Sigo trabajando en televisión como estilista. Visto a presentadoras y presento programas de shopping y cambios de imagen así que bueno, estoy delante y detrás de las cámaras. La principal diferencia es que la ropa, al igual que las personas, también es o no telegénica y hay que saber elegir prendas que den bien en televisión: colores intensos, prendas lisas o con estampados muy visuales, prendas que sigan las formas del cuerpo... hay tejidos, estampados y patrones que funcionan y otros que no.

En tu experiencia has trabajado también en comunicación de moda como divulgadora en radio y televisión. ¿Dirías que hay cultura de la moda en la sociedad o simplemente nos limitamos a ir de compras?

Hay muy poca cultura de la moda. La gente va de compras como hobby porque le gusta la ropa pero eso no es cultura de moda en absoluto.