LA REVISTA

Moda para el gran día

Desde O Carballiño, novias sol lleva más de 20 años vistiendo con mimo a cientos de novias. amparada por una exitosa trayectoria, hoy, su responsable, leo gallardo, asesora a mujeres de toda galicia para su gran día también en Pontevedra y Santiago.

Moda para el gran día

¿Cuándo comenzó vuestra historia de amor con la moda y por qué decidísteis especializaros en el sector de novia?

Nuestra historia de amor con la moda comenzó hace unos 20 años y nos especializamos en el mundo de la novia y la ceremonia porque nos apasiona la moda y el descubrimiento de nuevos tejidos y texturas que nos permiten adaptar las tendencias y transmitirlas de forma diferente a cada mujer en función de sus inquietudes.

Con esta historia, ¿cuál es hoy la filosofía de la marca?

Nuestra filosofía es clara: buscar un sello de identidad para cada mujer potenciando su estilo y aportando nuestra creatividad.

¿Cómo son las novias Sol? ¿Qué buscan tanto en su vestido como en el tipo de boda que organizan?  

Las novias que se acercan a Novias Sol buscan una filosofía de moda diferente y sobre todo una apuesta segura. Lo primero que hacemos es establecer un contacto con la novia, escuchar sus inquietudes y a partir de ahí vamos experimentando diferentes estilos y texturas hasta llegar al traje perfecto... ése que no te deja indiferente y que tiene todo lo que buscabas. En muchas ocasiones incluso superan las expectativas.

Además de vuestra propia marca, también contáis con catálogos de terceros. ¿Cuáles suelen ser los criterios que priman a la hora de elegir un vestido de novia?

A la hora de elegir nuestra colecciones tenemos muy presentes las tendencias pero al mismo tiempo los vestidos nos tienen que sorprender y enamorar de igual modo que después lo harán con nuestras futuras novias.

Las tendencias son muy variables y dominan nuestra forma de vestir.¿En qué medida las tendencias de la moda diaria se trasladan a la moda nupcial?

La mujer actual quiere reflejar una imagen que no se aleje a la de su día a día pero al mismo tiempo sentirse diferente, no quiere disfraces sino una prolongación de sí misma.

¿De qué modo han ido cambiando las tendencias en vestidos de novia e invitada?

Las tendencias de novia y ceremonia han evolucionado mucho. Hoy en día no existe una línea claramente definida sino un abanico muy amplio de posibilidades,  pero está claro que el tipo de ceremonia que se está imponiendo es mucho más desenfadada y minimalista y, por tanto, marca claramente el estilo a llevar.

Estamos en un momento en que esas tendencias diarias de las que hablábamos caducan cada vez antes. ¿Qué curso siguen las tendencias en moda nupcial? ¿Son tan caducas o hay vestidos inmortales?

Aunque las tendencias de moda cambian a un ritmo trepidante, podemos afirmar que los vestidos que nosotros denominamos “de costura”, con un patrón exquisito y un buen tejido, son inmortales.

¿Cuál es vuestra visión de la moda actual en base a vuestra experiencia con la marca? ¿Hacia dónde nos dirigimos?

Nuestra particular visión actual de la moda es que los vestidos tienen que aportar frescura y sensación de libertad en los movimientos. En cuanto hacia dónde nos dirigimos nosotros somos firmes defensoras de que se va a volver imponer “la costura” en los vestidos; es decir, los vestidos de autor que reflejen el arte del buen hacer y el buen vestir.

En base a vuestra experiencia, ¿Qué consejo daríais a una novia para no fallar nunca? ¿Cuáles son los principales errores que observáis a la hora de elegir el vestido?

Una mujer nunca falla cuando lleva algo que le gusta, con lo que se siente identificada y que lo pueda defender. El peor error que puede cometer es vestirse por y para los demás.

Lleváis muchos años vistiendo a muchas novias. ¿Cómo habéis visto evolucionar el mercado tanto a nivel de estilo como de elección de compra?

Hoy en día la mujer que se casa, en la mayoría de los casos, es una mujer madura y segura de sí misma. Por lo tanto, a la hora de elegir su estilismo lo tiene muy claro.