SALUDABLE

Muerte súbita, la sorpresa que nadie quisiera recibir

Cada año fallecen en nuestro país 127 personas practicando deporte por causas no traumáticas. Más del 90% de ellos se cree que por este síndrome, tan difícil de predecir como de investigar. 

Los servicios médicos atienden a un jugador que sufrió un colapso durante un partido.
Los servicios médicos atienden a un jugador que sufrió un colapso durante un partido.
Muerte súbita, la sorpresa que nadie quisiera recibir

Hace unos días se desarrolló en España el II Congreso de la Asociación Española contra la Muerte Súbita. Y usted se preguntará. ¿Qué demonios es la muerte súbita? ¿El resultado de acudir sin aviso a un concierto de reggaeton? No lo descarte, aunque entre la comunidad médica se define como “aquella que aparece de forma inesperada y en un corto espacio de tiempo, cuyos síntomas se manifiestan durante la práctica deportiva o una hora después”.

No es broma, la Sociedad Española de Cardiología informa que cada año fallecen en nuestro país 127 personas practicando deporte por causas no traumáticas. Más del 90% de ellos se cree que por este síndrome, tan difícil de predecir como de investigar. 

EN TODO TIPO DE DEPORTISTAS

Sucede en deportistas profesionales, en episodios realmente impactantes como los del futbolista Antonio Puerta. Sucede en jóvenes aparentemente sanos y vigorosos, en su mayoría por causas congénitas. Pero el grupo de mayor riesgo son aquellos varones mayores de 35 años, practicantes aficionados de deportes en su mayoría intensos. En sesiones a primera hora de la mañana o última de la tarde, o en competiciones populares. Maratones como el de Valencia han sufrido dos o tres muertes en la misma edición. 

Este grupo se caracteriza por comenzar o reanudar la práctica deportiva sin valorar de forma adecuada su estado físico, ni la actividad a desarrollar, ni la necesidad de una supervisión. Maloserá. Hipnotizados por cierta publicidad, algunos se proponen retos descabelllados. No limits. El resultado es una oleada de lesionados, enfermos crónicos o cadáveres.

ASESORARSE POR PROFESIONALES

Médicos, preparadores y rehabilitadores están de acuerdo. Antes de lanzarse al ruedo, hay que realizar un reconocimiento completo a cargo de especialistas cardíacos, evitar el ejercicio físico extremo y dejarse asesorar por entrenadores titulados y competentes; amén de desarrollar buenos hábitos de vida y una mentalidad de mero disfrute del deporte.

Me permito recomendarles no ver los telediarios, el canal 5 del mando ni a Montoro. Tres medidas absolutamente terapeúticas para una vida sosegada.