VIAJES

El Parque Natural de Timanfaya

Las Montañas del Fuego - Timanfaya, en Lanzarote son un paseo por la Luna sin salir de la Tierra

El Parque Natural de Timanfaya

Las Montañas del Fuego - Timanfaya (Lanzarote) son un paseo por la Luna sin salir de la Tierra. Nacidas tras las violentas erupciones volcánicas que azotaron el sur de Lanzarote entre los años 1730 y 1736 que dieron origen al Parque Nacional de Timanfaya, las Montañas del Fuego poseen la belleza de la desolación y regalan una sinfonía de colores ocres que nunca deja indiferente al espectador.

El conjunto natural y artístico de Las Montañas del Fuego permite al visitante recorrer la Ruta de los Volcanes, de 14 kilómetros, a bordo de vehículos especialmente acondicionados para ofrecer una vivencia única entre algunas de las maravillas naturales que esconde ese singular paisaje lunar.

Es el único parque de la Red Española de Parques Nacionales eminentemente geológicos y es una muestra perfecta del vulcanismo más reciente de la Región Macaronésica. Colores rojizos, pardos, ocres, naranjas y negros lo convierten en un escenario digno de visitar una vez en la vida.

El Centro Cultural y Turístico de Las Montañas del Fuego está ubicado en el corazón de Timanfaya. En el interior de este recinto se encuentra el Islote de Hilario,vigía de un mar de lava de cerca de 200 kilómetros cuadrados sobre el que se levantan 25 cráteres que permanecen dormidos, donde se pueden admirar las demostraciones de las sorprendentes anomalías geotérmicas que se producen en esta zona, y observar cómo el agua fluye disparada en ebullición a modo de géiser o la vegetación arde inmediatamente tras introducirla a escasa profundidad.

En el interior del parque nacional no se puede transitar fuera de las pistas o senderos. Se ofertan varias rutas libres o guiadas, a elección del visitante, y otras obligatoriamente guiadas por el personal del parque, con las que podrá disfrutar del impresionante paisaje volcánico.