PLAYLIST

Rocío Márquez: el flamenco sin guitarras

Con origen clásico, Rocío Márquez ha dado un volantazo a su carrera para llevar el flamenco a tierras de Morente y su “Omega”, con dos discos superlativos

Rocío Márquez.
Rocío Márquez.
Rocío Márquez: el flamenco sin guitarras

En la taberna onubense del abuelo Pepe, Rocío se sentaba alrededor de  cualquiera que se arrancase a cantar, vaso de vino en mano, mientras él le explicaba qué querían decir aquellos versos que sonaban. Cuenta la cantaora que todavía guarda como un tesoro aquellas servilletas donde anotaba aquellas explicaciones. Quizás ya era consciente de una manera natural de que su futuro estaba ligado a aquellas tonadas que tantas tardes y noches compartió en familia, y que aquellos trozos de papel algún día serían inspiración. Ella procede de un hogar en el que nunca hubo tradición de escenario, pero en la que siempre  sonaban discos de Lole y Manuel...y alguien recitaba a García Lorca.

Graduada en Educación Musical en Sevilla, Márquez no tardo mucho en tirar la puerta abajo alzándose con un par de galardones muy prestigioso de cante. Los expertos ponían el foco en su talento fino, elegante y lleno de alma.

Pero lo que parecía iba a ser una carrera por el flamenco puro dio un volantazo cuando colabora con el “Proyecto Lorca” -una iniciativa que explora la relación entre el poeta y el flamenco-. Allí, la artista se ve obligada a cambiar su registro vocal, buscando nuevos caminos y nuevas formas de trasmitir el dolor y el llanto. Esos sentimientos que tan bien interpreta una guitarra y que en esta aventura lorquiana están ausentes. Ahí es donde Rocío encuentra un camino nuevo, con un compañero de viaje que desde hace años representa siempre el cambio, Raúl Refree.

Con él como productor llegan dos trabajos maravillosos, diferentes  y llenos de belleza y poesía musical: “El Niño” (2014) y “Firmamento” (2017). Dos álbumes en los que Rocío Márquez pasa a un grado superlativo, llevando el flamenco a tierras de Enrique Morente y su mítico “Omega”. Dos discos en los que se rodea de socios del nivel de El Niño de Elche, Rosalía, Isabel Escudero o Christina Rosenvinge, autores todos ellos que le ayudan a interpretar y componer lo que ya son canciones básicas para entender qué esta pasando con el flamenco en estos tiempos. 

Para examinar en directo la evolución de Márquez, podremos verla el 7 de agosto en el Festival Noroeste de A Coruña, en un escenario mágico como el Castillo de San Antón. Yo no me la perdería.