LO VEO

Serie B: moda es personalidad

El comercio textil actual en Ourense no podría entenderse sin Serie B, una tienda con cierto aire vintage que ha cumplido ya 20 años vistiendo a los vecinos de la ciudad con prendas originales y asociadas a una filosofía de vida basada en el cine, la música y el arte.

Serie B: moda es personalidad

¿Cuál es la historia de Serie B?

La tienda nace en 1996. Un proyecto en común para traer a Ourense ropa y marcas que nos llamaban la atención y que en la ciudad no era posible conseguir. Comenzamos con una sección “vintage” compuesta por ropa original de los años 60 y 70 como abrigos, chaquetas, camisas, vestidos, polos y otra con marcas nuevas que íbamos incorporando poco a poco. De ahí hasta hoy.

¿Cuál es vuestra filosofía? 

Hay gente que busca y da prioridad a que sus colecciones sean comerciales y vendibles para llegar al gran público, sin importarle otros factores como la calidad de su confección o diseño. Eso hace que caigas en colecciones genéricas, repetitivas y similares unas a otras. Nuestra filosofía y criterio para elegir las colecciones se basa generalmente en lo que nos gusta y llama nuestra atención, pensando también en los clientes y sus gustos, y, por supuesto, en que sea ponible y combinable.

Tras todo este tiempo, ¿Tenéis un perfil de cliente definido?

Por nuestra tienda han pasado y pasan todo tipo de clientes, con diversos perfiles pero siempre con un objetivo en común: encontrar algo de buena calidad, que siente bien, con diseño exclusivo y, si puede ser, a un precio razonable. Aunque cada vez nos damos cuenta que muchas de esas personas vuelven también por la atención al cliente y el trato personalizado.

Han pasado 20 años. ¿Cómo ha ido cambiando la moda?

La moda cambia constantemente y en eso basa su negocio la industria. Por nuestra parte, preferimos y recomendamos tener siempre un buen fondo de armario con el que combinar tendencias actuales y de vez en cuando darte algún capricho.

En vuestros inicios destacabais por traer a Ourense marcas diferentes y prendas únicas. ¿Cómo caló esto en el público?

Los principios siempre cuestan un poco pero en nuestro caso no tuvimos ningún problema. Aquí la gente entiende y le gusta la moda. Cierto es que actualmente gran parte del sector ha evolucionado y derivado hacia una globalización y franquiciado realmente peligrosa donde podemos acabar convertidos en fotocopias nada más salir a la calle.

El estilo de vuestras prendas, con cierto aire ‘indie’, suele ir asociado también a una forma de entender el mundo, la música, el cine, el arte... 

Por supuesto, para nosotros sería imposible entender la moda sin la influencia de otras culturas ya sea música, cine, literatura y arte. Siempre que te guíes por estos patrones, la selección que hagas encajará mejor en tus gustos.

En todo este tiempo habréis visto ir y volver algunas tendencias. ¿Es la moda tan cíclica?

Más de lo que creemos. Tenemos álbumes y carpetas con cientos de fotos clasificadas por décadas, si miras una por una verás como hay gran cantidad de patrones que se repiten durante años pero con variaciones al estilo actual de esa época.

¿Alguna tendencia que no esperabais volver a ver y ha vuelto?

Más de una por suerte o por desgracia. Recordamos una con especial cariño que en breve volverá: el pantalón de campana. En nuestro caso fue una apuesta por una marca española “de toda la vida” (Lois) que los iba a comercializar con un gran surtido de colores. Hasta había listas de espera para conseguirlos. Hoy seguramente algún monstruo del textil los hubiese copiado y fabricado en baja calidad y a granel para low cost y en menos de un mes, todos aburridos del pantalón.

¿Cuál es para vosotros la clave de una persona estilosa?

Un gran armario no es sinónimo de tener estilo. Puedes tener cientos de prendas y al final no saber combinarlas ni darles uso para un día concreto. Tener estilo es tener personalidad y libertad para poder elegir o decidir sin que otros lo hagan por por ti diciéndote lo que debes llevar puesto porque está de moda en ese momento. Eso es muy importante.

Como marca os habéis ido adaptando a las nuevas tecnologías y formas de comunicación. ¿Por dónde véis que pasa el futuro de la moda y de Serie B?

El futuro es cada vez más incierto en el comercio local, el pequeño autónomo hace casi milagros para llegar a final de temporada. Por otro lado la liberización y flexibilidad del comercio textil ha cambiado los hábitos de consumo en mucha gente que se mueve en masas. Centros comerciales, franquicias, descuentos que no los son por su coste de fabricación, promociones de temporada engañosas, compras compulsivas estilo “Black friday” junto a las ventas online sin probar las prendas o conocer su composición o manufacturación son hechos que demuestran en la gobalización del sector su poca originalidad a la hora de evolucionar hacia lo que se denomina Moda. En Serie B pensamos que nuestro futuro pasaría tal vez algún día por empezar a diseñar una marca de ropa propia para luego ofrecerla en nuestra tienda. A partir de ahí, ya veríamos. Somos unos románticos empedernidos, ¡qué le vamos hacer!.