...Y COMER

Tambo, una carta con guiños a las cocinas del mundo

Su carta es muy ecléctica, con guiños a cocinas como la mexicana y la asiática, pero también con platos del repertorio español, como las brochetas, de merluza del pincho y langostinos, de solomillo de ternera, o las de pollo con vegetales

Tambo, una carta con guiños a las cocinas del mundo

Tambo es, además de la isla más interior de la Ría de Pontevedra, un restaurante y cafetería que se encuentra en la calle del pintor Urbano Lugrís, al lado de la comisaría de policía de Vigo. Ofrece durante la semana un menú del día por doce euros con platos bastante bien pensados, como el timbal de hojaldre con zamburiñas y gambas  en los primeros y el lenguado al horno de segundo.

Su carta es muy ecléctica, con guiños a cocinas como la mexicana y la asiática, pero también con platos del repertorio español, como las brochetas, de merluza del pincho y langostinos, de solomillo de ternera, o las de pollo con vegetales. 


Comí allí con unos amigos con los que suelo citarme para realizar estas crónicas y así, al ser más el número de comensales podemos probar más platos, al margen de que tengo en muy alta estima su criterio como acreditados gourmets que son


Compartimos unos huevos con jamón ibérico sobre cama de patatas panadera y luego nos repartimos entre el tartar de salmón ahumado, que fue lo que tomé yo, y la brotecha de pollo.

Me parecieron muy buenos los huevos, sobre todo porque venían acompañados de un muy buen jamón y me gustó mucho el tartar de salmón ahumado. Ya sé que los tartar se elaboran con carnes o pescados crudos, pero el toque ahumado, con el crujiente de cebolla y los vegetales me parecieron una muy buena combinación. 

Hubo satisfacción general tanto en la materia prima como en los platos, la relación calidad precio, el servicio, la limpieza y el local, que tiene, espacio cubierto para fumadores, reservado y un comedor separado de la zona de cafetería.