LA REVISTA

Todos los secretos y caminos de la hermandad, al descubierto

“Assassin’s Creed Origins” devuelve a la saga de Ubisoft el prestigio perdido con un gran juego de acción y aventura 

Imagen del juego Assassin's Creed Origins.
Imagen del juego Assassin's Creed Origins.
Todos los secretos y caminos de la hermandad, al descubierto

Tras una serie de juegos ambientados en las época de la revolución francesa y de la piratería marítima en los que la saga Assasins Creed no llegó a colmar las expectativas de los jugadores, este año UbiSoft ha presentado “Assassin’s Creed Origins” La historia que cuenta el origen de muchas de las tramas y que por fin recupera la esencia que ha hecho de esta serie de videojuegos una de las más reconocidas en todo el mundo.

El protagonista de esta historia es Bayek, protector de Egipto, y que llevará al jugador de la mano para conocer los secretos de la hermandad de los Assassins. UbiSoft ha apostado por un nuevo sistema de combate en el que el usuario debe recoger tesoros y usas armas con diferentes características y rarezas, con una mecánica de progreso profunda RPG, que permite escoger habilidades preferidas y ponerlas a prueba contra enemigos únicos y poderosos.

En este aspecto es cuando surge una de las características negativas del juego, ya que permite a los jugadores comprar mejoras, armas y experiencia a través de una tienda virtual, al estilo de los juegos de móvil, para evitar tener que pasar decenas de horas de juego para conseguir esas ventajas.Entre los aspectos positivos está la libertad que otorga a los jugadores a la hora de desarrollar su aventura, a su propio ritmo.

Cada una cuenta una intensa historia diferente a la de otros usuarios,  llena de carismáticos personajes y con objetivos diferentes pero interesantes, con recorridos que van desde el Mediterráneo a tumbas en Giza, luchando contra peligrosas facciones y bestias salvajes en esta enorme e impredecible tierra. “Assassin’s Creed Origins” es uno de los juegos más destacados del año por su calidad, pero no ha querido dejar escapar a los jugadores de la trampa de los micropagos.