LA REVISTA

Traje “masculino”

El traje ha llegado para quedarse en el armario femenino

El traje masculino es el gran protagonista de esta temporada.
El traje masculino es el gran protagonista de esta temporada.
Traje “masculino”

El traje de chaqueta masculino se ha convertido en un imprescindible en los armarios femeninos. Ya sea para estilismos de noche o de oficina, combinado adecuadamente puede ser la mejor elección. Pero hasta llegar a este punto, el traje para las mujeres sufrió muchas modificaciones.

En el siglo XIX era impensable que una mujer se pusiese pantalones (teniendo como única excepción el montar a caballo). Pero la revolución llegó con el nombre de Coco Chanel, una de las primeras en atreverse a vestirse con prendas tradicionalmente masculinas. El culmen de este cambio llegó al punto que conocemos hoy gracias a otro de los grandes diseñadores de la historia: Yves Saint Laurent.

En 1971 llamó a su colección “Escándalo”, nombre que inspiró su musa Paloma Picasso. En ella había vestidos de noche cubiertos de lentejuelas y... esmoquins para mujeres. El traje masculino supuso el decir adiós a las marcadas siluetas a las que estábamos acostumbrados y con esto se consiguió que las mujeres reclamaran su papel en el mundo empresarial. Hoy ya es un estilismo instaurado en la sociedad, cambia en cada temporada y se adapta con nuevos tejidos, estampados, colores, cortes y combinaciones.