CON ARTE

Zambrano y la palabra

La compañía cacereña Karlik Danza recuerda la figura de la creadora en “La palabra danzante”

Zambrano y la palabra

No ha ocupado el lugar que se merecía, pero poco a poco se va recuperando su memoria, su trabajo y su pensamiento. Hace 25 años que María Zambrano falleció y hace también 25 años que se creó en Cáceres la compañía Karlik Danza Teatro, y ambas bodas de plata se celebran de la mejor o tal vez de la única manera posible: con un espectáculo de calidad, “La palabra danzante”, que mancha porque atraviesa la piel. 

Las bailarinas Cristina Pérez Bermejo y Elena Sánchez Nevado, dirigidas por Cristina D.Silveira quién además firma la dramaturgia, componen sobre un escenario sobrio y minimalista una historia hecha de movimiento, de música y de palabra, pero no de cualquier palabra, si no de las que pronunció y escribió María Zambrano, cuya voz pueden escuchar los espectadores.

Las intérpretes juegan con la imagen, componen metáforas y transmiten, sin protección, el pensamiento poético y de humanidad de Zambrano para que llegue, para que golpee o acaricie, según el momento. “Se fue formando la palabra, con su cuerpo, con su gesto, con su ser. Comenzó a existir ella, la palabra”, se escucha decir a esta filósofa española, pensadora y creadora en los inicios del espectáculo que también ha recuperado canciones como “La llorona”. 

Temas como la sabiduría, el sufrimiento, la pasión o la vergüenza  se señalan, se insinúan a través de la palabra pero es a través del movimiento cómo se explican, movimiento delicado en unas ocasiones y de extrema dureza en otras. El diálogo que las dos bailarinas establecen entre ellas y con el público es pura comunicación, puro sentir y pura transmisión.

La propia compañía afirma que  “María Zambrano nos adentrará en el pensar desde las entrañas, desde la voluntad, desde el amor para comprender que sólo hombres nuevos podrán crear una nueva sociedad ” y rescata un fragmento de La Aurora, de María Zambrano, que podría ser un buen resumen de este intenso e interesante trabajo: 

“Vivimos en estado de alerta, sintiéndonos parte de todo lo que acontece, aunque sea como minúsculos actores en la trama de la historia y aún en la trama de la vida de todos los hombres. (..) El planeta entero en nuestra casa.” Anoténlo.