BALONCESTO

El ABO mima a la cantera del básket

El club ourensano organizó su sexto Campus Nadal con el que una veintena de niños aprendió y disfrutó con el juego

Foto de familia de los participantes en la primera tanda de la sexta edición del Campus Nadal que organizó el ABO.
Foto de familia de los participantes en la primera tanda de la sexta edición del Campus Nadal que organizó el ABO.
El ABO mima a la cantera del básket

Ourense es una ciudad de baloncesto. No hay ninguna duda. No solo gracias a sus equipos absolutos. La cantera, los deportistas más jóvenes, llegan por detrás garantizando el relevo en los próximos años. Parte del futuro del baloncesto ourensano tiene estuvo presente en la sexta edición de el Campus Nadal que organizó el ABO durante estas fechas navideñas, del 26 al 29 de diciembre.

Unos veinte jóvenes acudieron a O Pompeo. Se trata de la primera de las dos tantas, la que reúne a los más pequeños, los nacidos entre 2013 y 2005. Convivencia, juegos y fundamentos básicos forman la receta, que guarda también un espacio para la competición.

"Durante la Navidad siempre es complicado reunir participantes. Tenemos una mayor cantidad en las citas que organizamos en junio o septiembre. Pero estamos contentos porque la gente confía en nosotros para dar a conocer el baloncesto y para que los participantes perfeccionen su juego", destaca Roberto Blanco, coordinador del club.

En esta ocasión, los niños dedicaron una parte del tiempo al entrenamiento y otra a la competición, con un carácter lúdico. Mejorar en la técnica individual y colectiva y aplicarla en diferentes partidillos. El menú se completó con una visita a Pazolandia que hizo las delicias de los pequeños.

SEGUNDA PARTE

No será esta la única tanda del campus organizado por el ABO. Después del parón de Fin de Año, la actividad regresará a O Pompeo. Del 2 al 5 de enero será el turno para los mayores. Los nacidos entre el 2005 y el 2000 tomarán el relevo en la pista haciendo énfasis en la tecnificación. Los interesados, todavía están a tiempo de apuntarse. Dependiendo del número, se decidirá su realización.

Pero los pequeños ya han cumplido y han vuelto a demostrar que hay futuro en el deporte de la canasta.