ENTREVISTA

Desde la cima de Sierra Nevada hasta la cúspide del atletismo adaptado

El integrante del Ourense Atletismo está pendiente de una resolución para
tener una licencia de atleta internacional. El ourensano compartió tres jornadas de tecnificación en el Centro de Alto Rendimiento de la estación de montaña

Alejandro Montero en las instalaciones del Centro de Tecnificación de Alto Rendimiento.
Alejandro Montero en las instalaciones del Centro de Tecnificación de Alto Rendimiento.
Desde la cima de Sierra Nevada hasta la cúspide del atletismo adaptado

Se quedó con las ganas de ir a unos Juegos Paralímpicos y ahora sueña con convertirse en atleta internacional para poder competir por el mundo con los mejores. Alejandro Montero fue convocado para unas jornadas de tecnificación convocadas por la Dirección Técnica de la Federación Española de Deportistas con Discapacidad Intelectural en el Centro de Tecnificación de Sierra Nevada. "Fueron dos días en los que trabajamos doble sesión de mañana y tarde. Estuvo muy bien", explica Alejandro Montero. 

Llegó dejó las maletas y empezó a entrenar en tierras granadinas. Y eso que según afirma su entrenador "tenía una microrotura". Una pequeña lesión que no le impidió entrenarse con los demás atletas allí convocados. "Estas jornadas son para conocer a la persona, ver como compite, como entrena y sobre todo para establecer unos lazos y relaciones para una posible nueva convocatoria", comenta el entrenador de Alejandro. 

Por la mañana, un rodaje, ejercicios de cadera y pesas. Por la tarde, velocidad. Esta rutina de entrenamiento se repitió durante dos días. El atleta afirma que "con estos ejercicios se gana más resistencia". Una meta que persigue su entrenador en cada entrenamiento. "Los entrenamientos nuestros de los que hizo en Granada no difieren mucho", aclara Alfredo. 

Licencia internacional

Esta convocatoria premia a los mejores y Alejandro Montero lo fue el pasado año. Se superó a sí mismo en cada carrera y lleva una progresión de no tener meta. Un final de año que pretende terminar con la participación en el Mundial de 10.000 metros que "no sabemos pero podrá ser en España". 

El calendario dictaminará su progresión y cada carrera sus éxitos. Sin embargo, la San Martiño es el primer reto. En la carrera de la Fundación Real Madrid hizo una marca "muy buena". 
Pendientes de una resolución psicológica y técnica, determinará si uno de los mejores atletas ourensanos tiene una oportunidad internacional.