BARRANQUISMO

Desde las alturas: acrofobia superada

Más de una docena de deportistas desafiaron a sus propias fobias para descender por las paredes de los montes de Melón

Todos los intrépidos que participaron en la prueba con los monitores correspondientes por los montes de Melón.
Todos los intrépidos que participaron en la prueba con los monitores correspondientes por los montes de Melón.
Desde las alturas: acrofobia superada

Si ver las fotos impresionan, desarrollar esta actividad es cuanto menos excitante. Más de una docena de deportistas contrataron el seguro correspondiente, se pusieron el casco, se subieron la cremallera del neopreno y se ataron la seguridad correspondiente para hacer barranquismo. La actividad organizada por la Asociación de Escaladores de Ourense (Asesou) tuvo lugar por los montes de Melón. Un inmejorable paraje que está recuperando su patrimonio natural después de los incendios de hace un año. Aún así, la naturaleza encandiló a los participantes. 


Miedo a las alturas


Algunos de los participantes desarrollaron emociones al estar en las alturas y tener que descender. El miedo a las alturas fue superado en todo momento. El vértigo fue un títere ante el apoyo de los demás escaladores y la diversión de la adrenalina al final fue el sentimiento que más se repitió en la actividad.

La acrofobia superada por algunos de los escaladores principiantes dio paso a una jornada de emociones y diversión por los montes de Melón. Los monitores y los participantes acabaron quitándose los arneses de seguridad de sus cuerpos para lanzarse al agua. 

Todos salieron con ganas de repetir la actividad, aunque, si bien es cierto, que algunos pagaron la actividad con un catarro. Un precio ínfimo para unas horas de diversión máxima.