VOLEIBOL

Cantidad, calidad y mucho trabajo en un clásico del mundo de voleibol

Los cerca de 230 jugadores federados convierten al CV San Martiño en una escuela deportiva y de vida para muchos jóvenes

Foto de familia de buena parte de los integrantes del Club Voleibol San Martiño y sus diferentes categorías.
Foto de familia de buena parte de los integrantes del Club Voleibol San Martiño y sus diferentes categorías.
Cantidad, calidad y mucho trabajo en un clásico del mundo de voleibol

El Club Voleibol San Martiño puede presumir de centenares de jugadoras (y jugadores) en pleno 2018, y de otros tantos que han ido pasando por sus filas a lo largo de los años. Un clásico de este deporte. Y en un estado de salud que asegura la continuidad. En la ciudad, donde está el núcleo, pero también contando con escuelas deportivas en el área de Valdeorras y Allariz que, en categorías de base, demuestran un gran nivel.

Durante esta temporada 2017-2018, el San Martiño tiene a cerca de 230 deportistas federados repartidos entre sus diferentes escuadras, desde los más pequeños que comienzan a tomar contacto con el deporte, hasta los dos conjuntos séniors femeninos que juegan en Primera y Segunda Autonómica.

No solo se trata de deporte. Como todo club que trabaja día a día con niños, la misión de formar es un objetivo fundamental. Saber respetar al contrario y jugar en equipo, pero disfrutando del deporte es innegociable.

La meta para el 2018 pasa por conseguir crecer en este deporte haciendo disfrutar y mejorar a todos los jugadores, entrenadores, directivos, padres y demás gente que estan detrás para apoyarlo, y cuyo trabajo pasa desapercibido en muchas ocasiones.

Y por supuesto competir. Tanto a nivel autonómico, como seguir asomando la cabeza en el ámbito nacional. Ilusión y trabajo no faltarán para conseguirlo.