FÚTBOL

El CD Barco juvenil no se arruga en su regreso a la Liga Gallega tras 24 años

A pesar de los "pecados" propios de la inexperiencia, el equipo que dirige Ricardo Prada está haciendo una campaña notable

Los componentes del CD Barco juvenil posan para una foto de equipo en un duelo en Os Carrís.
Los componentes del CD Barco juvenil posan para una foto de equipo en un duelo en Os Carrís.
El CD Barco juvenil no se arruga en su regreso a la Liga Gallega tras 24 años

La revelación. Así está actuando el CD Barco juvenil en la Liga Gallega. El inicio de temporada de los barquenses ha sorprendido a propios y extraños. Están en el grupo de arriba a a pesar de ser un recién ascendido y destacar por su juventud. Y lo hacen 24 años después de su última aparición en esta categoría. Al mando, el mismo hombre. Ricardo Prada. Estuvo entonces y está ahora dirigiendo al equipo. 

"Estoy contento y también sorprendido por este arranque. No contaba con estar en esta situación. Mis pronósticos eran de intentar sumar 25 puntos en la primera vuelta y llevamos 22 a falta de 6 partidos. Pero ojo con las rachas, que nunca se sabe cómo pueden venir las cosas", destaca el entrenador.

Más de dos décadas dan para mucho. También para que el fútbol juvenil cambie y evolucione. "La categoría, esta Liga Gallega, la veo sin grandes diferencias entre el primero y el último. Ves como uno de arriba visita a otro conjunto de abajo y pierde. Fuera de casa los pequeños detalles te condenan. El fútbol pone a cada uno en su sitio", sentencia Prada.

Y es que esos detalles son la asignatura pendiente del Barco. "La juventud nos hace que no sepamos jugar con el resultado, esas pequeñas cosas. Unos despistes que nos cuestan puntos y a otros equipos no. Pero esta competición hace que el jugador madure y juegue mejor", destaca el preparador barquense. 

Futbol Juvenil. Os Carris. Entrenador Barco. Ricardo Prada.  Épocas distintas

Ricardo Prada lleva muchos años en el fútbol. Ha vivido la evolución de las canteras. Y, con cierta añoranza, recuerda tiempos pasados. "Las generaciones cambiaron un 200% en estos años. Se entrena diferente. Hay muchos más recursos. Si en otra época hubiese los medios de ahora, saldrían jugadores de Primera constantemente. Cuesta más que haya actitud, respeto y compañerismo, que es lo que fortalece a un equipo. Ahora que un chaval te coja un cono o mueva una portería, cuesta un mundo. Echo de menos mucho el fútbol de antes", recuerda Prada.

Pero el presente pasa por un Barco juvenil que va viento en popa. Un arranque ilusionante.