FÚTBOL SALA

El fútbol sala femenino autonómico y nacional tienen el futuro asegurado

Galicia Sub-17 se quedó a un paso de luchar por las medallas, pero dejó muy buenas sensaciones en el torneo de A Mariña

Las jugadoras, el cuerpo técnico y federativos de la selección de Galicia Sub-17.
Las jugadoras, el cuerpo técnico y federativos de la selección de Galicia Sub-17.
El fútbol sala femenino autonómico y nacional tienen el futuro asegurado

El Campeonato de España Sub-17 disputado en A Mariña ha puesto en evidencia el buen estado de salud del fútbol sala femenino autonómico y nacional. El título se lo adjudicó Andalucía, que superó en la final con un solitario tanto de Ale a Murcia. Precisamente la subcampeona fue la selección que apeó a Galicia de la lucha por las medallas.

El equipo gallego, con protagonismo ourensano pues los seleccionadores fueron Chipi y Rubén Carballo, miembros del cuerpo técnico del Envialia, así como las jugadoras María Estévez y Moraima Iglesias (Envialia), así como Amelia Cobelas (Burgas), realizó un buen torneo. "Estoy muy contento por el esfuerzo realizado por las jugadoras en un grupo muy majo. A pesar de ponernos 2-0 muy pronto ante Aragón, pagamos unos malos minutos en los que encajamos dos goles y después no pudimos superar los seis goles por los que Murcia había ganado el primer partido, lo que nos obligaba a ganarles para pasar a la semifinal. La defensa fue perfecta y en la segunda parte fuimos muy superiores pero nos faltó acierto. En una contra, a ocho minutos del final, encajamos el 0-1 y nos lanzamos a por la remontada con portera jugadora, y aunque creamos ocasiones no volvimos a estar acertadas y al final llegaron dos nuevos goles de Murcia", asegura Chipi.

El seleccionador gallego reconoce que "todo en este Campeonato de España ha sido perfecto: por un lado, un torneo y una organización espectacular, y por otro, en lo deportivo, un nivel sensacional. El fútbol sala femenino español tiene el futuro garantizado, y el gallego también, porque en nuestro grupo de jugadoras hay cinco o seis que tienen nivel de Primera División".

De las ourensanas, Chipi dijo que "María estuvo a un nivel sensacional, siendo desequilibrante, Moraima se mostró muy vertical y competitiva, y Amelia se fajó con la cierre murciana y en sus pies tuvo la opción de abrir el marcador ante Murcia. Hicieron un buen trabajo".