GIMNASIA

Un mes de trabajo y diversión en el colegio de Seixalbo

El Marusia de Ribadavia organiza una actividad de carácter formativo en las instalaciones del colegio ourensano, con más de 30 gimnastas inscritas y un mes de duración

Estiramientos antes de comenzar con la actividad.
Estiramientos antes de comenzar con la actividad.
Un mes de trabajo y diversión en el colegio de Seixalbo

El Club Marusia de Ribadavia no descansa ni en verano. Con el calor (a días alternos en un tiempo vacacional de clima extraño) y la ausencia de clases en los centros escolares, el conjunto ourensano ha decidido poner en marcha una temporada más su curso de verano.

En esta ocasión, las instalaciones del colegio de Seixalbo son el centro neurálgico de una actividad que ha crecido en cuanto a duración. Si en las pasadas ediciones duraba un semana, en 2018 los organizadores han decidido que se alargue durante todo el mes de agosto para que todos los niños puedan asistir sin problemas de fechas.

En total son 30 las jóvenes deportistas (de edades comprendidas entre los 5 y los 14 años) las que entrenan en horario de 10 de la mañana a una de la tarde con Pili Cobelas y Sara Álvarez, en grupos divididos por nivel y edad.

Cobelas, en un inciso de los entrenamientos destaca que "este año hemos ampliado horarios para cubrir la demanda de los padres y las niñas, que consideraban que una semana de entrenamiento era demasiado corto. Ahora pueden elegir cuando vienen y muchas de ellas estarán todo el mes. Hacemos un trabajo muy variado con ellas y pasamos por todos los aparatos, algo que a las niñas les encanta. Tenemos a varias niñas que están probando por primera vez y sus padres ya nos han dicho que se incorporarán a la escuela en otoño, estamos muy contentas. Además, también vamos trabajando algunos ejercicios nuevos para preparar la vuelta a la competición en el mes de septiembre".

Por delante, un intensivo de gimnasia para seguir creciendo como deportista.