LA ENTREVISTA

No hay fronteras que la detengan

La ourensana Diana Siota, a pesar de residir en Suiza, se subió a lo más alto del podio en el Campeonato Gallego júnior

Diana Siota (3i), en lo más alto del podio del pasado Autonómico, con su compañera María González (2i).
Diana Siota (3i), en lo más alto del podio del pasado Autonómico, con su compañera María González (2i).
No hay fronteras que la detengan

De Preverenges, un pueblo de Suiza, a Betanzos hay 1.608 kilómetros. Cuando Diana Siota (Ourense, 2003) salió del país helvético rumbo a tierras coruñesas, en su maleta, había hueco para una medalla. No falló. La taekwondista se proclamó campeona autonómica júnior en peso pluma (menos de 49 kilos). Es gallega. Ourensana. Pero vive en el corazón de Europa. El trabajo de sus padres obligó a instalar la residencia familiar a orillas del mítico Lago Lemán.

Pero no hay barreras en el deporte. Siota defiende al Centro Deportivo Couto. Y quiere hacer lo propio con el combinado nacional. "Nací en Ourense y hace tres años que estoy en Suiza. No tengo la doble nacionalidad, entonces la idea es poder participar con a selección española. Por eso intento hacer todas las competiciones posibles en España para poder conseguir la clasificación. Tanto en Suiza como en España me están ayudando mucho y hacen todo lo posible para que lo consiga", destaca la ourensana.

En Suiza, el nivel de Siota no pasa desapercibido. Ni micho menos. Tanto que es la campeona del país en su grupo de edad, aunque al no terner la nacionalidad no pueda ejercer como tal. También forma parte del combinado helvético. A medias. Hay algunas competiciones en las que la burocracia no lo permite, pero en otros torneos sí defiende sus colores.

Ya sabe los que es subirse a un podio nacional. Y por supuesto, a lo más alto de uno gallego. Viene de hacerlo. En lo más alto. Durante el autonómico júnior solventó con claridad sus primeros combates hasta llegar a una final con sorpresa. "Estuve un poco nerviosa al principio, pero lo llevé bien. El combate fue con María González, mi compañera de club y mi mejor amiga. Es un poco raro porque por un lado está la amistad, pero después en el tapiz cada una va a lo que va, que es a por la medalla de oro. Siempre de buen rollo y a hacer lo que podamos. Mejor contra ella que contra cualquier otra rival". 

Ganó. Un doble éxito para el Centro Deportivo Couto en el taekwondo. ¿El secreto? "Nos entrena muy bien Tito González", destaca Siota. En el horizonte, más objetivos. El comienzo de año 2018 no da tregua. Tocará seguir tirando del "puente aéreo" y viajar. "El mes que viene, si todo va bien, tengo el Campeonato de España. Es el 24 de febrero en Córdoba. Y un mes después, el 24 de marzo, está el Open de España en Alicante".

Competiciones lo suficientemente importantes como para no perdérselas. Mientras, sea mirando el Miño o el Lemán, un joven valor del deporte ourensano sigue traspasando territorios.