FÚTBOL SALA

Un nuevo proyecto a fuego lento

El Carballiño FS parte de cero en una etapa con una apuesta clara por la juventud y el trabajo con las categorías inferiores

La plantilla y cuerpo técnico del Carballiño FS posa antes del duelo ante el Coruxo.
La plantilla y cuerpo técnico del Carballiño FS posa antes del duelo ante el Coruxo.
Un nuevo proyecto a fuego lento

Sin prisa. Así se ha tomado el Carballiño FS el nuevo proyecto. Partiendo de cero y con objetivos realistas a la materia prima que tienen. El conjunto carballiñés está inmerso en la temporada dentro de la Tercera División de fútbol sala. Y lo hace con una apuesta clara: jugadores jóvenes (sub 23) y procedentes de la zona. Todo, mientras se mima a las categorías de base.

"Con esa idea llegaremos hasta donde lleguemos", apunta Óscar Carballo, entrenador del primer equipo y coordinador deportivo de a entidad. La palabra clave es evolución. Esta campaña tiene que ser el mejor ejemplo. El Carballiño arrancó con dos derrotas contundentes la liga, ante el Estrada y el Pazos de Borbén. 
Este sábado, en la tercera jornada, aunque el resultado fue el mismo, las sensaciones fueron totalmente distintas. "Somos un equipo muy joven y la progresión y el trabajo da sus frutos. El Coruxo nos había ganado con comodidad hace unas semanas en la Copa Galicia. Esta vez perdimos 3-4 con un penalti para empatar en los últimos instantes. Es la línea a seguir", insiste Carballo, que se estrena en el banquillo del Tercera División.

OBJETIVO REALISTA
La apuesta es arriesgada, pero en O Carballiño hay confianza. "Nuestro objetivo es la permanencia. A la vez, la formación educativa y deportiva de un bloque sub- 3. Pero creo que podemos aspirar a ello si el trabajo continúa en esta dinámica", señala el preparador.
Por detrás, el resto de equipos del club. Una cantera con unos cimientos sólidos que forman 180 jóvenes, entre las diferentes categorías. "Trabajamos para conseguir que lleguen de abajo a arriba, y para eso es positivo también lograr mantenernos con el Tercera, que sirva como espejo".
En eso trabaja Carballo y un grupo amplio de gente "que lucha y está implicada en el proyecto". Como lo están sus jugadores.
El sábado dejaron el pabellón tocados por perder la ocasión de sumar su primer punto. Les toca intentarlo en la siguiente jornada. Visita al líder, el Culleredo. Hueso duro. Pero el Carballiño FS ya tiene el camino marcado si quiere agarrarse a su objetivo. Y a la vez, seguir progresando con unas categorías de base llamadas a ser el futuro.