FÚTBOL FEMENINO

El Rosalía, la casa del talento femenino

La Escola de Fútbol Feminina Rosalía continúa con su crecimiento mientras forma a las jóvenes jugadoras de la provincia

Las integrantes de las dos plantillas de la EFF Rosalía y los cuerpos técnicos, el domingo antes del derbi disputado en el Monte da Aira.
Las integrantes de las dos plantillas de la EFF Rosalía y los cuerpos técnicos, el domingo antes del derbi disputado en el Monte da Aira.
El Rosalía, la casa del talento femenino

Juventud. Es la palabra que mejor define el proyecto de la Escola de Fútbol Feminina Rosalía. Por dos motivos. Porque, como entidad en solitario, está cerca de cumplir su primer año. Y porque las 51 niñas que se reparten entre los 3 equipos son muy jóvenes. Un dato, la media de edad del conjunto sénior apenas sobrepasa los 14 años. Son el futuro del fútbol femenino de la capital y la provincia. Una familia.

"Como club vamos a hacer un año el próximo 7 de julio. Es cierto que el año pasado  estábamos con la AD Bosco pero, de forma amistosa, decidimos separarnos debido al crecimiento que estábamos experimentando. No lo teníamos pensado, ya que tener un club propio te implica hacer un esfuerzo, buscar financiación... Pero estamos contentos.", destaca Mario Gómez, al frente del grupo de directivos del club.

El equipo sénior, en la Segunda Autonómica Grupo IV, está haciendo un año tan sobresaliente como "inesperado", en palabras de Gómez. 
A su lado, las más pequeñas. Los dos equipos de la Liga Promesas "son el orgullo del club. Son las niñas que tienen que crecer con nosotros".


Ciudad de fútbol


Son la muestra de que en esta tierra hay niñas con ganas de saltar al césped. "En Ourense hay jugadoras. Decir lo contrario, es una mentira piadosa. Es una ciudad de fútbol femenino, pero nadie se atrevió a trabajarlo. Porque solo te da dolores de cabeza. Nosotros no somos ni mejores ni peores que nadie pero se nos metió entre ceja y ceja el proyecto. Los cinco que conformamos la directiva venimos de experiencias con niñas que no pudieron jugar o no se les dio la mejor oportunidad" apunta Mario Gómez.

Eso es lo que pretenden combatir desde su nacimiento. Una misión que deja sus dolores de cabeza pero que es gratificante. Muchos lo intentaron, pero mantenerse no es sencillo. Ahora mismo, la EFF Rosalía es la casa del fúbol femenino. "Referente me parece una palabra un poco fuerte. Eso significa que eres muy bueno y el resto lo quiere hacer como tu. Referente no somos, somos los únicos. Por descarte y por eliminación. No queremos ser mejores que nadie. Pero sí creo que hacemos una labor que cubre un vacío que existía en la ciudad y en la provincia. Tenemos varias jugadoras que vienen desde puntos como Xinzo, Ribadavia, Sandiás... Y eso es motivo de orgullo". 

Lo que han demostrado estos meses es saber adaptarse a las circunstancias. "Queremos tener nuestro espacio y crecer dentro de nuestras posibilidades. Este club no nació con la aspiración de tener un equipo sénior, si no de ser una entidad de base. Pero las circunstancias de esta ciudad, pues hacen que te encuentres con un panorama totalmente diferente, como pasó con la desaparición del equipo femenino de la Unión Deportiva  Ourense", analiza.


Con los pies en la tierra


Una premisa que tienen clara desde la directiva es que hay que mantener los pies en el suelo "No nos vamos a volver locos. Vamos a tener objetivos razonables. Ser una Escola ordenada y sin sacar los pies del tiesto. Un club solvente y sin deudas. Que una niña cuando quiera jugar al fútbol, quiera venir aquí porque sabe que se le va a tratar genial".

Pero sin renunciar a pequeños pasos adelante que completen la estructura. "Venimos de incorporar a un adaptador de lesiones y, para el año que viene, queremos incorporar un par de preparadores físicos".

Este pasado fin de semana, con el derbi entre sus equipos de Liga Promesas, la EFF Rosalía vivió una de sus fiestas. Claro que, a veces, les gustaría tener un mayor reconocimiento. Es el caso de la Federación Gallega. Estos días, desde la entidad, hicieron notar el "olvido" del ente federativo a la hora de convocar a jugadoras ourensanas para la preselección sub-12 autonómica. Eso sí, con originalidad.

Poco a poco lucharán para seguir encontrando su hueco. Más de medio centenar de niñas (y creciendo) que ya forman parte de la familia de la Escola de Fútbol Feminina  Rosalía. Son los mejores cimientos para construir una casa sólida y sin fisuras. La casa del fútbol femenino en la provincia.