EL PARTIDO

Victoria del Galmédica Ourense para mirar hacia arriba

El Galmédica Ourense Tenis de Mesa venció con claridad al Cambados para instalarse en la parte media de la clasificiación

El Cambados (izquierda) visitó a un Galmédica (derecha) que formó esta jornada con Emilio Diéguez, Antonio Gómez y Rodrigo Álvarez.
El Cambados (izquierda) visitó a un Galmédica (derecha) que formó esta jornada con Emilio Diéguez, Antonio Gómez y Rodrigo Álvarez.
Victoria del Galmédica Ourense para mirar hacia arriba

Objetivo cumplido. Así se puede resumir el enfrentamiento que el pasado fin de semana afrontó el Galmédica Ourense Tenis de Mesa. Los ourensanos recibían en el Paco Paz al Cafetería Vilariño de Cambados. A priori, por su condición de recién ascendido a Segunda División, un adversario al que había que ganar. Y se ganó. Los locales demostraron su superioridad y se impusieron en el global por 5-1, alineando para esta jornada a Rodrigo Álvarez, Emilio Diéguez y Antonio Gómez.

Este triunfo le sirve al Galmédica para meter tierra de por medio con los puestos de descenso, dar un pequeño salto en la tabla y coger moral para futuros e importantes compromisos.

La jornada empezó con el duelo entre el local Rodrigo Álvarez frente a Benito Iglesias. No hubo color. Tres sets con dominio ourensano (11-4, 11-2 y 11-5) para empezar a tomar la iniciativa.

Después, el turno fue para Emilio Diéguez, que también logró la victoria por la vía rápida, en tres mangas, ante Enrique Barreiro (11-3, 11-7 y 11-7).

Los visitantes se revolvieron en el tercer partido. El ourensano Antonio Gómez peleó pero no pudo mantener la racha y cedió ante el Serafín Barreiro tras un ajustado (6-11, 15-13, 11-8 y 7-11).


Bajo control


Pero el Galmédica enfrió pronto la reacción del Cambados. Emilio Diéguez volvió a tirar de buen juego y superó a Benito Iglesias por tres sets a uno (11-8, 8-11, 11-9 y 11-8).

Sirvió para encarrilar el final de la jornada. Rodrigo Álvarez sumó su segundo punto del día gracias a la victoria que obtuvo ante Serafín Barreiro (11-5, 12-10 y 11-9) y que sirvió para asegurar el triunfo en esta cuarta jornada.

Aún así, el último punto también fue logrado por los ourensanos, con un Antonio Gómez que se desquitó del tropiezo anterior y ganó a Enrique Barreiro por 11-7, 11-9 y 11-7, poniendo un broche de oro a la actuación de los locales.

Gracias a la victoria, el Galmédica asciende a la sexta plaza en un grupo de doce y se distancia de los puestos peligrosos.

Este próximo fin de semana, los ourensanos repiten como locales. Recibirán al Vilagarcía en otra buena oportunidad para seguir con su escalada y mirar con más seguridad a lo que tiene por delante.