+ FIT

La actividad física en mujeres: contra los dolores del ciclo menstrual

El cuerpo femenino experimenta diversos cambios significativos, pero dejar la mochila en casa y no ponerse las zapatillas no es una opción

Una joven deportista corriendo por una carretera.
Una joven deportista corriendo por una carretera.
La actividad física en mujeres: contra los dolores del ciclo menstrual

Muchas mujeres preguntan si es beneficioso hacer ejercicio físico en todos los momentos del ciclo
menstrual, especialmente los días previos al comienzo y durante la menstruación.

Bien, la respuesta fácil es un gran "sí". Pero quizás lo que menos te apetece es ponerte las zapatillas y correr al gimnasio. Diversos estudios han demostrado que las mujeres que mantienen su rutina de ejercicios durante el período tienen menos síntomas desagradables.

Antes hay que mencionar que el cuerpo de las mujeres sufren unos cambios significativos durante esos días que son:

  • Aumenta el pulso o frecuencia cardíaca
  • Aumenta la presión arterial
  • Aumenta la temperatura corporal
  • Disminuye el porcentaje de hemoglobina en sangre.
  • Aumenta la excitación del Sistema Nervioso, donde se pone de manifiesto en
  • apatía e irritabilidad. En sentido general disminuyen las posibilidades de trabajo
  • del organismo.

correr2Pero esto no es motivo para dejar tu mochila en casa y no salir para realizar tu rutina diaria. Ten en cuenta que hacer ejercicio durante el periodo es seguro. De hecho, puede que existan beneficios al hacer ejercicio durante la menstruación, tales como la reducción de los cólicos y una tolerancia más alta al dolor.

Por otro lado, los cambios
hormonales no afectan tu fuerza o resistencia. Así que aunque te sientas cansada y
prefieras dormir hasta que se tranquilicen tus hormonas, ir al gimnasio puede hacer
que te sientas mejor. Además, todos sabemos que el ejercicio libera endorfinas que
provocan felicidad, ¡así que también es probable que te sientas un poco más alegre
después de tu entrenamiento!

Durante tu período, debes sentirte libre de realizar cualquier ejercicio o deporte que
practiques regularmente. No hay motivos para evitar ejercitarte, pero aquí menciono
algunos nutrientes para que te sientas cómoda mientras lo haces.

Nutrientes aconsejables en la etapa de la menstruación

Calcio. Este mineral puede ayudar a impedir la retención de líquidos; se encuentra en leche y sus derivados, principalmente.

Fibra. Se sabe que el consumo de alimentos ricos en fibra ayuda a disminuir los niveles de estrógenos y evita la retención de líquidos. La llamada fibra soluble retiene el agua durante la digestión y la transforma en una sustancia de consistencia gelatinosa, la cual retarda la digestión y la velocidad de la absorción de los nutrientes desde el estómago y los intestinos; se puede encontrar en avena, cebada, nueces, semillas, fríjoles, lentejas y algunas frutas y verduras. A su vez, la reconocida como no soluble acelera el paso de los alimentos a través del estómago y de los intestinos, agregándole volumen a las heces; se consume en alimentos como salvado de trigo, verduras y granos integrales.

Piña. Tiene potente acción diurética, es decir, promueve la eliminación de orina, además es de fácil digestión y contiene importante cantidad de fibra para evitar estreñimiento.

Infusiones. Algunas hierbas actúan como diuréticas y pueden ayudar a disminuir la retención de líquidos, como el diente de león (Taxacarum officinale-Dandelion) entes. Otras, como la valeriana, manzanilla o tila, administradas en la misma forma, son de gran utilidad para proporcionar tranquilidad y reducir estrés.

Vitamina B6. Debido a que ayudan a estabilizar los niveles hormonales, es recomendable aumentar el consumo de alimentos que contienen este nutriente, como cereales integrales, vegetales verdes, carnes rojas sin grasa, productos lácteos, frijoles, huevos, pollo y pescado.

Hierro. Dado que este mineral es necesario para la formación de la sangre, en las mujeres cobra particular importancia para recuperar la pérdida del fluido durante la menstruación y con ello evitar estados de anemia.

También la alimentación te ayudará a disminuir los molestos síntomas ya citados. Se deben evitar alimentos procesados, azúcares refinados y grasas, por ejemplo, chocolate, alcohol, pizza, refrescos de cola, así como hamburguesas, productos lácteos, embutidos y carnes rojas.

En general, la actividad física es saludable, pero siempre es necesario adaptarla a la situación y necesidades de la persona. En el caso de las mujeres y el deporte, está claro que es también beneficioso en muchos aspectos, y para algunas puede ser una vía para obtener alivio físico y mental para los problemas asociados a la menstruación.