¡SOMOS LO QUE COMEMOS!

Comidas saludables durante el verano

Es necesario planear con antelación las comidas y practicar unas pautas de alimentación saludable cuando se come fuera o se viaja.

Acompañe siempre sus platos de verano con un cuenco de ensalada fresca.
Acompañe siempre sus platos de verano con un cuenco de ensalada fresca.
Comidas saludables durante el verano

Las vacaciones como momentos de disfrute y relax traen consigo cambios de rutina que a menudo afectan los hábitos alimentarios. Escenarios alimentarios distintos, (comidas fuera de casa, cambios de horario, consumo de alimentos calóricos, etc.) que acompañados frecuentemente de sedentarismo, facilitan el aumento de calorías extras. Para evitar esta situación es necesario planear con antelación las comidas y practicar unas pautas de alimentación saludable cuando se come fuera o se viaja.

1.  Organice la compra de alimentos: incluya en la lista alimentos para elaborar bocadillos y ensaladas saludables, que se puedan empacar y tener a mano. Son buenas opciones para preparar meriendas o comidas de viaje, fruta fresca y de temporada, vegetales lavados y pre-cortados, mezclas de frutos secos, galletas integrales con poca azúcar, quesos y yogures. 

2.  Seleccione con preferencia de los menús ofertados, aquellos platos que tengan una elaboración sencilla. Mejor asados y horneados que fritos. Procure pedir más verdura y calme la sed preferentemente con agua, evitando refrescos y zumos azucarados. 

3. Tome el control de las bebidas con alcohol que suman rápidamente calorías.  

4.  En la cocina, planifique más recetas a la parrilla y a la plancha. Prepare un primer plato con verdura como protagonista, alternando si es posible, las formas cruda y cocida, y sirviendo una ración proporcionalmente mayor que el segundo plato. La gama de preparaciones con hortalizas a elegir es bastante amplia (ensaladas, crudités, salteados, sopas frías, etc.) Tenga siempre llena la nevera de frutas y verduras listas para comer en crudo, como cuencos con ensalada de frutas o brochetas. Las frutas y las hortalizas son excelentes alimentos para el verano, nos aportan vitaminas y también hidratación

5.  Sea prudente con los postres y los alimentos muy azucarados. Anteponga a ellos fruta, yogures, bebidas frías sin azúcar (granizados de limón, té verde, menta y jengibre, etc.), helados, zumos y batidos de fruta.

Envíe sus dudas a: marisol.lopez@globalnp.com