NUTRICIÓN

¿Cómo evitar la gripe con una dieta?

La nutricionista y dietista Marisol López explica una dieta a seguir para combatir la gripe

La sopa de pollo hidrata y aporta una agradable sensación de bienestar.
La sopa de pollo hidrata y aporta una agradable sensación de bienestar.
¿Cómo evitar la gripe con una dieta?

Si uando se padece un cuadro gripal lo mejor es comer una alimentación adaptada, rica en alimentos nutritivos y no descuidar en ningún momento el aporte de líquidos. Y es que el manejo dietético es fundamental si queremos una pronta mejoría. Una dieta blanda, que incluya alimentos de calidad (proteínas, hierro, zinc, vitamina c) y que a su vez sean reconfortantes, contribuye en gran medida a mejorar el malestar general y de algunos síntomas y signos asociados como la falta de apetito o la irritación y sequedad  de las mucosas, entre otros. 

Una de los primeras pautas favorables a la recuperación es tomar los alimentos con una consistencia modificada, es decir, organizar pequeñas tomas o meriendas con preparaciones trituradas, tipo de purés, cremas ó batidos. Estas adaptaciones facilitan tanto la masticación como la digestión de alimentos clave: frutas cítricas (ricas en vitamina C), lácteos enriquecidos, legumbres y carnes magras.

La dieta blanda permite una ingestión más agradable al minimizar las molestias frecuentes en boca y mucosas. En este sentido también ayuda emplear técnicas de cocina sencillas (asado, hervido, al vapor, papillote). 

En cuanto a la toma de líquidos, será importante mantener una cantidad suficiente para evitar por una parte que las mucosas se sequen y para favorecer por otra, la fluidificación de las secreciones. Te recomiendo beber tomas de poca cantidad y frecuentes de agua, lácteos fermentados, zumos, batidos de fruta y vegetales, infusiones con limón. Evitando las bebidas demasiado azucaradas.

Puedes completar tu aporte hídrico incorporando en comidas y cenas opciones como caldos, sopas o cremas. Si procuras tomar estos alimentos a una temperatura templada, no excesivamente caliente, te beneficiarás de un alivio para la tos, los estornudos, la irritación de garganta y la recuperación del calor corporal.

Recuerda que no debes comer alimentos picantes, fritos ni crudos.

Menú ejemplo

Desayuno: Pan tostado con pavo +leche desnatada con miel +kiwi. 

Merienda media mañana: Zumo de naranja y zanahoria. Infusión menta.

Comida: Sopa de pollo con cilantro + Dorada con dados de calabaza al papillote+agua +mandarina.

Merienda media tarde: Batido de yogurt desnatado y fresas.

Cena: Crema de verduras. Tosta de Huevo escalfado + limonada con miel.

Opciones para otras tomas líquidas:
-Infusión melisa con canela.
-Té verde.
-Infusión de jengibre y trocitos de fresa.
-Batido de vainilla.
-Gelatina de piña.
-Zumo de manzana.

Envíe sus dudas a:
tunutricionista@marisolopez.es