NUTRICIÓN

No dejes el entrenamiento durante el verano

Has pasado todo un año esforzándote para conseguir los resultados que ves y sería una verdadera pena dejar esa rutina a la que te has acostumbrado y que ya casi no te cuesta trabajo realizar, ¿no crees?

Una deportista entrenando en el campo de Eiroás, anexo a las instalaciones de Be One en Santa Teresita.
Una deportista entrenando en el campo de Eiroás, anexo a las instalaciones de Be One en Santa Teresita.
No dejes el entrenamiento durante el verano

Igual el verano es el momento para desterrar malos hábitos pero no para aquellos que tanto te ha costado conseguir. Además, dejar el ejercicio en verano solo irá en tu contra, porque cuando vuelvas en septiembre te costará volver a la rutina mucho más. Si lo que necesitas es un cambio, ¡yo te lo propongo! Pero no dejes de hacer ejercicio.

Practicar deportes más veraniegos, piensa que lo que sí puedes cambiar son las tablas de ejercicios que haces o las clases a las que vas una y otra vez. Y es que, otra cosa no, pero disponemos de mucha variedad de actividades. Un entrenamiento más suave, en verano tienes más tiempo libre, los días son más largos y no cabe excusa para no acudir un rato al gimnasio, compaginándolo además con otras actividades deportivas que durante este tiempo puedes realizar al aire libre.

Eso te ayudará a no abandonar tus rutinas. Tampoco se trata de seguir entrenamientos de alta competición, pero sí puedes mantener una rutina más o menos normal para mantener tu estado físico en perfectas condiciones. El objetivo no es otro que el de mantener el trabajo de todo el año, aunque lo realices de una forma mucho más suave, tu cuerpo tiene memoria y a la hora de recuperar el entrenamiento de mayor intensidad, te resultará mucho más sencillo. Te aseguro que en septiembre lo agradecerás.