NUTRICIÓN

Dietas bajas en carbohidratos

La cantidad mínima recomendada de carbohidratos para los adultos es de 130 gramos al día. La mayor parte de este nutriente se utiliza como combustible del sistema nervioso

La bollería y productos horneados son fuente de carbohidratos.
La bollería y productos horneados son fuente de carbohidratos.
Dietas bajas en carbohidratos

Las dietas bajas en hidratos de carbono son dietas que reducen la cantidad de los alimentos ricos en azúcares y almidones. Por lo general, son planes de alimentación limitados en calorías que pueden ayudar a muchas personas con la pérdida de peso, pero que en el caso de las dietas muy bajas, conviene el seguimiento profesional para no poner en riesgo la salud. 

No todas estas dietas son iguales, varian en la cantidad y calidad de los alimentos con hidratos y también en el contenido de proteínas y grasas. Cuando se hace una dieta muy estricta en en este nutriente pueden perderse los beneficios para la salud de las legumbres, verduras y frutas. Estos alimentos aportan vitaminas, minerales, fibra dietética y antioxidantes que socorren en la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer de colon. 

La cantidad mínima recomendada de carbohidratos para los adultos es de 130 gramos al día. La mayor parte de este nutriente se utiliza como combustible del sistema nervioso. 

Los estándares nutricionales sugieren un rango de 45-65 por ciento de calorías provenientes de los hidratos de carbono. En una dieta de 2.000 calorías al día, esto supone de 225 a 325 gramos de hidratos de carbono, lo que permite una variedad de alimentos como verduras, frutas, lácteos, cereales y legumbres. 


Carbohidratos 


Hay dos clases principales de carbohidratos que se encuentran en los alimentos, algunos contienen más de una clase que otros:
1. Azúcar: es un carbohidrato "simple" y proporciona una fuente rápida de energía para el organismo. Se encuentra naturalmente en algunos alimentos como frutas, zumos y néctares; leche y lácteos; y azúcares agregados en diferentes cantidades durante el procesamiento o preparación de cereales listos para el desayuno, pasteles, galletas, bollería y otros productos horneados, también en carnes embutidas, refrescos y salsas.

2. Almidón: es un carbohidrato "complejo" que proviene de las plantas y proporciona una liberación más lenta de energía que los azúcares simples. Los alimentos ricos en este elemento nutritivo son:

-Granos integrales como la quinoa, avena, arroz integral y pan, incluidas variedades de trigo, cebada y centeno.
-Legumbres (guisantes, habas, lentejas)
-Maíz, patata, y otros tubérculos (mandioca, batata, etcétera). 

Envíe sus dudas a: 
[email protected]