NUTRICIÓN

Gazpacho y control de peso

Escapando del peso, ceno únicamente gazpacho. Una taza. ¿No engorda, verdad?, pregunta un lector 
 

Una taza de gazpacho con rúcula.
Una taza de gazpacho con rúcula.
Gazpacho y control de peso

El gazpacho al igual que otros alimentos no engorda siempre y cuando lo incluyas en el marco de una alimentación saludable. En este sentido te recomiendo a la hora de seleccionar y consumir este producto cuidar dos aspectos importantes: la preparación del gazpacho y la cantidad que tomas. 

Aunque la receta tradicional de esta sopa fría es moderada en energía, (una taza de 250 ml aporta entre 70 y 100 Kilocalorías), y que esto puede ser un plus en la alimentación porque permite organizar comidas y cenas con hortalizas, pocas calorías y saciantes, si es verdad, que ciertas características de su elaboración, como la cantidad de los ingredientes indicados en la receta, pueden modificar la cualidad ligera que a priori representa el gazpacho. 

Añadir una mayor cantidad de aceite, sal y pan ó elegir mal una receta (hay recetas que sobrepasan el 40% de contenido graso) supone tirar por tierra esta característica que puede ayudar en el mantenimiento del peso.  

Las habilidades culinarias y la lectura de la información nutricional y lista de ingredientes en el etiquetado alimentario, pueden facilitarte la mejor compra. Puedes comparar marcas de gazpacho en el supermercado a la que sumes puntos, por sus ventajas nutricionales (bajo contenido en grasa, sal y azúcar y elevado aporte de fibra). Es una práctica que requiere  paciencia y lupa, lo sé, pero merece la pena. 

En cuanto a la cantidad, conviene no exceder la ración diaria (una taza) que puede incluirse como entrante o como sustituto de una de las raciones de hortalizas del día, de esta forma, se reserva la segunda ración diaria de vegetales  para comer en crudo, como ensalada. Aunque el gazpacho puede satisfascer la sed como bebida, es preferible tomarlo como plato para controlar mejor la cantidad. 

Decidir tomar el gazpacho como opción para cenar es ya cuestión de gustos, perfectamente válida (salvo si hay alteraciones digestivas, o padecimientos gastrointestinales). Lo que si te aconsejo en este aspecto es completar con otros alimentos tipo proteína magra. Puedes añadir una ración de algunos alimentos como picadillo de huevo cocido, tortilla francesa, media taza de lascas de pollo, pavo ó pescado, guisantes, soja, setas, tofu, yogurt ó bebida láctea fermentada, etc. La contribución de energía y nutrientes de la cena resultaría escasa con una taza de gazpacho como único plato. 

Si logras una dieta equilibrada, en consecuencia ajustarás tu peso en el rango saludable. El éxito en el mantenimiento del peso no se debe a un alimento protagonista, sino al conjunto de éstos, de las actitudes y de los conocimientos para adaptar las prácticas alimentarias más adecuadas, en definitiva a un estilo de vida saludable.

Envíe sus dudas a:  

tunutricionista@marisolopez.es