NUTRICIÓN

De la infancia a la pubertad, casi sin grasa

El acúmulo de tejido adiposo  es la señal del cambio que viene 
 

De la infancia a la pubertad, casi sin grasa

En la infancia apenas se acumula grasa, porque lo ingerido se destina al crecimiento (salvo en casos severos). Cuando termina esta fase, se empieza a acumular tejido adiposo, aumenta los niveles de leptina y se produce kisspeptina. Esta sustancia informa al hipotálamo de que los depósitos grasos son suficientes para producir hormonas y comenzar la siguiente fase, la pubertad.