La natación en edad escolar: ¿Cuáles son los beneficios?

La práctica de este deporte previene la obesidad, incrementa la capacidad de esfuerzo y reduce los síntomas de asmas, entre otras ventajas

Una prueba de natación en la piscina Rosario Dueñas.
Una prueba de natación en la piscina Rosario Dueñas.
La natación en edad escolar: ¿Cuáles son los beneficios?

La natación en edad escolar es una de los deportes más beneficiosos para nuestros jóvenes. Su práctica favorece el desarrollo motor, psíquico y social del sujeto, además de reducir la aparición de factores de riesgo que podrían tener consecuencias negativas para su salud.

Entre sus principales beneficios destacamos los siguientes:

1. Desarrollo motor:

  • Previene la obesidad en edades tempranas.
  • Reducción de la tensión arterial.
  • Baja la concentración de colesterol en la sangre.
  • Disminuye los niveles de glucosa en la sangre.
  • Toma conciencia del esquema corporal.
  • Incrementa la capacidad de esfuerzo, con mejor respuesta cardiovascular.
  • Mejora de las capacidades físicas, especialmente la flexibilidad y la fuerza.
  • Involucra la participación de articulaciones y musculatura.
  • Reduce síntomas de asma.

2. Desarrollo psíquico:

  • Fortalece sentimientos de la personalidad, como la confianza.
  • Estimula su seguridad e independencia en un medio diferente.
  • Permite el conocimiento de sus límites, y el esfuerzo para superarlos.
  • Desarrolla su inteligencia.
  • Incrementa su capacidad de orientación espacio-temporal.
  • Mejora su percepción cinestésico-táctil: “siente el agua”

3. Desarrollo social.

  • Refuerza alianzas con el mentor (madres, padres y/o monitores).
  • Pronta socialización con el grupo y de convivencia con el resto.
  • Fomenta valores como el respeto e igualdad con el resto de participantes.
  • Favorece la integración de jóvenes con autismo de forma secuencial.