+ FIT

Cómo poner fin a la distensión abdominal

Una lectora pregunta por los cambios necesarios para evitar esta afección tan molesta y común entre la población general

Trocear y cocer bien los alimentos vegetales reduce de forma considerable la producción de gases durante la digestión.
Trocear y cocer bien los alimentos vegetales reduce de forma considerable la producción de gases durante la digestión.
Cómo poner fin a la distensión abdominal

La sensibilidad sufrida por las paredes del estómago y del intestino, provocada por un exceso de gases, es una afección muy molesta y común en la población general. El gas que puede acumularse en el tubo digestivo proviene principalmente del aire que tragamos, del producido por la fermentación de los alimentos y el acumulado por difusión desde la sangre. Cuando se altera el equilibrio entre la producción y la eliminación del aire, se desencadena el llamado meteorismo, que aunque no es un problema médico grave, afecta la calidad de vida de las personas que lo padecen. 

La estrategia higiénico dietética para mejorar o mucho mejor, prevenir esta complicación, se basa en evitar lo máximo posible algunas de las circunstancias asociadas al aumento de la producción de gases como tragar demasiado aire, ingerir alimentos con fibra no absorbible, o tomar antibióticos, entre otros. 

Cuando el diagnóstico es claro y el médico ha descartado la existencia de enfermedades digestivas que pudieran haberse manifestado como meteorismo, es oportuno establecer un plan de cuidados generales y de la alimentación en particular, para así disminuir las molestias y mejorar la calidad de vida. 


Algunas medidas del tratamiento dietético


Será fundamental regular en la dieta los alimentos flatulentos. Para ello se aconseja descartar el consumo de alimentos altamente fermentables como: legumbres y coles, melocotones y ciruelas, pan, pastas, granos de trigo, de maíz y avena. 

Otro punto de control importante incluye comer y beber despacio, prestando especial atención a la masticación de cada bocado.

En algunos casos y adaptando la dieta a la respuesta individual de tolerancia de alimentos puede ser necesario evitar la ingesta de la leche durante un tiempo. 

Ayudará bastante moderar la cantidad total de grasa de la dieta y evitar los alimentos dietéticos o productos alimentarios que contengan en sus ingredientes edulcorantes.

Disminuir el tamaño de las raciones de las comidas evitará molestias mayores al reducirse la presión gástrica. 

Evitar alimentos irritantes, ácidos y muy especiados (café, té, pimienta, picante, curry, pimentón, etc.) 

Evitar el tabaco, los chicles y caramelos, así como las bebidas con gas o carbonatadas.

Envíe sus dudas a:

tunutricionista@marisolopez.es