SALUDABLE

Vísteme despacio, que tengo prisa por irme al gimnasio

El pack básico incluye camiseta, pantalón y zapatillas. ¿Camiseta? Una prenda que nos permita libertad de movimientos y no atente contra nuestro pudor. Tejidos cómodos y transpirables

Un grupo de jóvenes deportistas.
Un grupo de jóvenes deportistas.
Vísteme despacio, que tengo prisa por irme al gimnasio

La semana pasada, allá por 2018, nos permitimos sugerir una serie de pasos para convertir en realidad el propósito de comenzar a practicar ejercicio en el gimnasio. En el presente artículo, intentaremos aportar una serie de consejos sobre el material adecuado para hacerlo.

Nos centraremos en el básico para trabajar en la Sala de Fitness -la comúnmente conocida como sala de pesas- ya que para otras actividades se requiere una indumentaria y calzado muy específico. Son el técnico, centro o tienda especializada los más apropiados para orientarnos en ese caso. 


Camiseta, pantalón y zapatillas


El pack básico incluye camiseta, pantalón y zapatillas. ¿Camiseta? Una prenda que nos permita libertad de movimientos y no atente contra nuestro pudor. Tejidos cómodos y transpirables, con colores que no denoten en exceso la presencia, ni materiales que denoten el olor de nuestros fluidos corporales.

Sería ideal contar con otra de reserva, cuando la primera se moja en exceso. O con una sudadera, en caso de sentir frío en la última fase de la sesión.

Sucede lo mismo con el pantalón. Largo, corto, ajustado o no. Lo importante es la comodidad, que facilite nuestro movimiento y su tejido esté concebido para la práctica. Por ello, las prendas excesivamente holgadas pueden ser peligrosas, por su facilidad para engancharse en lugares insospechados.

La zapatilla es más importante de lo que parece. De los apoyos de nuestros pies dependerá gran parte de la correcta ejecución y calidad de muchos ejercicios. El modelo ideal reunirá flexibilidad y resistencia, con una suela intermedia y la horma más aproximada a nuestra huella. Aunque nos cueste, que impere la comodidad al diseño.


Toalla y bebida


Si no sabía el secreto, se lo revelo yo. Una toalla es im-pres-cin-di-ble en la Sala de Fitness. ¿Le gustaría tumbarse sobre un aparato con la reluciente esencia del cliente anterior? ¿No? Pues debemos aplicarnos el mismo cuento. La educación y el respeto al poder.

No olvide una sencilla botella de agua, para hidratarse. Y, por favor, compre en el comercio local. Por atención, proximidad y compromiso con su ciudad.