MOTOR

Audi e-tron llega a pruebas como la famosa Pikes Peak

El Audi e-tron prototype muestra la tecnología más avanzada de recuperación de la energía
 

En la ruta de Pikes Peak.
En la ruta de Pikes Peak.
Audi e-tron llega a pruebas como la famosa Pikes Peak

El SUV Audi e-tron prototype, ha probado su sistema de recuperación de energía en el escenario que Walter Röhrl ganó la prueba de montaña más famosa del mundo al volante del Audi Sport quattro S1 en 1987, el pico Pikes Peak en la Montañas Rocosas, con su carretera de 31 kilómetros de descenso desde una altitud de 4.302 metros hasta los 1.900 metros.

La potencia de su sistema es de 300 kW, 408 CV, acelerando de 0 a 100 km en 6 segundos, teniendo una autonomía de más de 400 Km gracias al concepto de recuperación de energía más innovador en su categoría, capaz de recuperar con un par de hasta 300 Nm y 220 kW, más del 70% de potencia de su sistema. Cifra que hasta el momento ningún otro modelo de producción ha alcanzado hasta la fecha.

Sus dos motores eléctricos rinden una potencia de 265 kW (360 CV), y desarrollan un par máximo de 561 Nm, un rendimiento que puede mantener durante hasta 60 segundos. 

Esto permite que el vehículo acelere con salida parada hasta alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h, limitada electrónicamente, durante varias veces consecutivas sin ninguna pérdida de sus prestaciones. Si el conductor selecciona en el cambio la posición S (sport) y acelera llevando el pedal del acelerador a fondo, se activa el sistema boost, que en 8 segundos entrega su potencia máxima alcanzando los 408 CV con par máximo de 664 Nm.