MOTOR - ENTREVISTA

David Cortés: "Pienso todos los días en volver a competir"

Casi cuatro meses después del golpe del ourensano en el Rally do Cocido que dejó a todo el mundo del motor con el aliento contenido, Cortés, ya está en la fase final de la recuperación de las graves lesiones sufridas

David Cortés, con el mono de la Copa Suzuki, ya reparado y enmarcado por su novia Coral tras el accidente y varios de los trofeos cosechados en la monomarca.
David Cortés, con el mono de la Copa Suzuki, ya reparado y enmarcado por su novia Coral tras el accidente y varios de los trofeos cosechados en la monomarca.
David Cortés: "Pienso todos los días en volver a competir"

Años de sacrificio, dolores de cabeza y algún que otro susto son el día a día del piloto de rallys amateur. Trabajo y dinero juntos para lograr un sueño caro y al alcance de no demasiados.

David Cortés es uno de esos apasionados del motor. En las últimas temporadas uno de los referentes del automovilismo ourensano gracias a sus logros en la Copa Suzuki Swift, en la que ya sabe lo que es ganar, vaya si lo sabe.

Después de una temporada 2017 en la que estuvo luchando por el título absoluto hasta la última carrera, en 2018 un accidente en el segundo tramo de la primera prueba de la temporada, el Rally do Cocido, echó por tierra sus esperanzas, por lo menos para este curso.

Casi cuatro meses después del golpe que dejó a todo el mundo del motor con el aliento contenido, Cortés, ya en la fase final de la recuperación de las graves lesiones sufridas, considera que "fue una lástima. El año pasado estuvimos para ganar la Copa y este la mentalidad con la que partíamos Rubén (Soto, su copiloto) y yo era completamente ganadora, ese era el objetivo, hacernos con la Copa. Empezamos en Lalín un rally nuevo, algo que siempre se nos dio bien. Sin embargo en el segundo tramo, el piso no agarraba lo que nosotros considerábamos, se nos fue el coche en una zona rápida y bueno, pasó lo que ya sabe todo el mundo (suspira)".

En ese momento, sin la consciencia del daño físico, resulta llamativo que el primer pensamiento de David fuese "intentar arrancar y seguir aunque realmente ni sabía ni donde estaba. Para mí el tiempo que duró la salida de carretera fueron como dos minutos pero seguramente fueron solo unos segundos. Se me hizo eterno y después cuando ya pasó todo (ya en el hospital) lo único que pensaba era en cómo estaba el coche, que no quería que los médicos me cortasen el mono, que si había hecho un cero en la Copa y que como iba a hacer para seguir la temporada. Son cosas que ahora sé que no tienen sentido pero en el momento no era capaz de razonar", se ríe.

Después de una larga recuperación "y broncas desde el primer momento que llegué al hospital por la cabezonería del coche", destaca Cortés entre risas, el gusanillo de la competición vuelve a fluir por las venas del rápido piloto ourensano. "Primero quiero estar recuperado de todo y después ver si vuelvo a sentir la motivación y la ilusión por estar ahí compitiendo y ganando carreras. De momento voy a reparar el coche y una vez que esté terminado veremos. Pienso todos los días en volver a competir, es un tema al que le doy bastantes vueltas".


El retorno a la Copa Suzuki


Con la cautela que pide la recuperación de una lesión grave en la pelvis, los primeros pasos en el supuesto de un retorno dicen que "habría que intentar volver este año. Quiero dejar una cosa clara. Si el año que viene no compito en la Copa Suzuki no voy a hacer carreras sueltas. Para mí ya no tiene sentido tener un coche en casa para salir a Ourense y el Ribeira Sacra. Eso se acabó, no me motiva nada".

Ahí, en la Copa Suzuki está parte del problema para reenganchar. "Si el año que viene se corriese con el mismo coche, no habría duda porque tendría tiempo para pensarlo bien. Ahora bien, en 2019 entra el modelo nuevo y hará falta mucho dinero para ponerse en marcha y el pedido habría que hacerlo en noviembre de este año. Por eso es importante probar antes para ver si soy capaz de recuperar el ritmo. Si no tengo buenas sensaciones no tendrá sentido lanzarse a un proyecto así, pasaré página. Lo importante en este momento es saber si voy a volver a disfrutar dentro de un coche de rallys, en caso contrario no tiene sentido seguir", destaca tajante Cortés.

Y en la charla surge la palabra miedo. "No, miedo no tengo, pero hay que ser realista y saber que para ganar en una Copa hay que arriesgar y eso te lo da la confianza que tengas en ti mismo y en tus capacidades" y enlaza con la ambición por ganar. "A día de hoy todavía no tengo la motivación al 100%, creo que es porque no estoy bien de todo pero al ver todo el apoyo que he tenido en este tiempo creo que volverá. Siempre digo lo mismo, no recordaré el accidente como algo malo porque me ha servido para ver que tengo buenos amigos, una familia increíble y una novia que no me ha dejado ni un segundo. El resto, ya se verá con el paso del tiempo".