CERT

Javier Pardo, subcampeón de España de rallys de tierra

El piloto ourensano de Suzuki, que cumplió 22 años en septiembre, suma a su ya extenso palmarés un nuevo éxito

Javier Pardo, subcampeón de España de rallys de tierra

Espectacular. El ourensano Javier Pardo, a los mandos de un Suzuki Swift N5 y copilotado por el asturiano Adrián Pérez, se hizo con el subcampeonato de España de Rallys de Tierra, gracias a los puntos sumados en la última cita puntuable el Rally de Madrid y a la penalización de Pep Basols por saltarse parte del recorrido.

En un rally en el que venció y dominó el catalán Xevi Pons (Skoda Fabia R5), la atención se centraba en la lucha por el subcampeonato, con Pardo y Basols como principales contendientes.

Durante la primera mitad de la prueba Pardo dominó a su rival y en una cómoda tercera posición ya veía a lo lejos el subcampeonato. Sin embargo, un fallo en el intercooler del Suzuki Swift N5 (debido a las vibraciones) en el sexto tramo le dejó sin presión de turbo, lo que le hizo caer posiciones en la clasificación y ver peligrar el resultado.

A pesar de la falta de potencia, Pardo continuó en carrera y finalizó en la séptima posición, lo que le daba el subcampeonato a Basols.


Sanción al piloto catalán


Sin embargo, al término de la prueba Basols fue sancionado con dos minutos de penalización por saltarse parte del recorrido de la power stage (el último tramo), lo que hizo que descendiese del segundo al cuarto lugar de la clasificación. Esto permitió que Pardo sumase los puntos necesarios para sumar un nuevo logro a su ya extensa vitrina.

De esta forma, el Rally de Tierra de Madrid concluyó con Xevi Pons, copilotado por Rodri Sanjuan (Skoda Fabia R5) en la primera posición, con Gorka Eizmendi (Ford Fiesta R5) en segunda posición a 1:40 y Efrén Llarena (Peugeot 308 N5) completando el podio a 1:44.


Pardo: "Una alegría inmesa"


Minutos después de conocer la noticia, Javier Pardo, visiblemente emocionado reconocía que "viendo las listas de inscritos y el nivel de pilotos que había este año es para estar contento. Termino con un sabor agridulce por el resultado, pero estoy muy contento. Sabíamos que íbamos a tener que sufrir, porque los rivales también aprietan y bueno, al final todo salió bien".

Un séptimo lugar, que hizo que se mascase la tragedia. "La verdad es que ya no le podemos pedir más al coche. Se soltó una tapa lateral del intercooler porque los materiales ya no dan más de sí. Este año en la tierra maltratamos al coche y aún así fue todo genial".

Por eso, con el subcampeonato en el bolsillo el balance es "muy bueno. Hemos tenido momentos positivos y otros no tanto, pero hay que quedarse con la evolución en las dos superficies y quiero agradecer el apoyo de mis patrocinadores por estar ahí. En tiempos de tramo estamos cada vez más cerca de la cabeza y eso nos da fuerza. Todavía es pronto para saber que haremos para el año, pero la idea es repetir los dos programas", zanja Pardo.


Clasificación general de la prueba:
Rally de Madrid de tierra