MOTOR

Opel equipa en el Grandland X un nuevo motor diésel

Su culata con el colector de admisión integrado y el cárter están realizados en aluminio ligero

Opel equipa en el Grandland X un nuevo motor diésel

El SUV compacto de Opel, el Grandland X, incorpora una nueva motorización en su gama, con un motor diésel 1.5 litros y cuatro cilindros turboalimentado, siendo más potente y con un menor consumo que el motor 1.6 al que sustituye, además de cumplir con los requisitos futuros en materia de emisiones gracias a su innovador catalizador de oxidación/filtro de reducción de NOx combinado con su reducción catalítica selectiva (SCR)

Este nuevo motor ofrece 130 CV asociado a una caja manual de seis velocidades, que ofrece un par de 300 Nm a 1.750 rpm. Ofreciendo un consumo en ciclo urbano de 4,7 l/100 km, 3,8 l/100 km en extra-urbano y un combinado de 4,1 l/100 km, lo que supone una reducción en su consumo de combustible de un 4% y con unas emisiones de CO2 de 108 g/km. Para lograr un óptimo pos tratamiento de los gases de escape, el sistema de reducción de emisiones, catalizador de oxidación pasivo/filtro de reducción de NOX, inyector

AdBlue, catalizador de SCR y el filtro de partículas diésel (DPF), forma una única unidad compacta. El filtro de reducción de NOx actúa como un catalizador de arranque en frío, reduciendo las emisiones de NOx a temperaturas inferiores a la de activación del SCR. Con esta innovadora tecnología el nuevo diésel de 1.5 litros se ajusta a la exigente normativa Euro 6d-TEMP sobre emisiones de NOx.