+ MOTOR

Riesgos al conducir en verano

Una conducción relajada realizando descansos cada dos horas y buena hidratación, claves para un viaje seguro

Riesgos al conducir en verano

El verano es la época con mayor número de desplazamientos y también de accidentes. Desde hace 13 años el Race, la Asociación de Bebidas Refrescantes y la DGT ponen en marcha la campaña “Un refresco, tu mejor Combustible" para concienciar a los conductores de la importancia de los descansos en los viajes y mantener una hidratación adecuada.

Un estudio realizado por el Observatorio Español de Conductores, “Hábitos de conducción 2018" con una muestra de 3.000 conductores, pone de manifiesto que un 74% no para para descansar lo suficiente y un 14% lo hace sin descanso. Pruebas realizadas por el Instituto de Biomecánica de Valencia, muestra que a partir de las dos horas de conducción se detectan en los conductores alteraciones en la visión, los movimientos y en la toma de decisiones, incrementando el riesgo de sufrir un accidente.

Una buena hidratación, especialmente en verano y en viajes largos es importante, un 61% de los conductores no son consciente de ello, provocando una reducción de la atención, dolor de cabeza, cansancio y fatiga muscular. A ello se suma el uso del aire acondicionado, el cual provoca un ambiente más seco en el habitáculo, provocando sed y sequedad en la garganta y fatiga. Estudios realizados en simuladores, ponen de manifiesto que, con un índice bajo de hidratación, provoca fatiga y un aumento de la glucosa, subiendo hasta un 66% la agresividad al volante, con un 33% de más salidas de la vía y reduciendo la concentración.