PRESUPUESTO

El Concello licitará en 2 meses el puente de Pazos a la N-532

Los presupuestos del 2018 contemplarán una partida inicial de 450.000 para la primera de sus fases

Gerardo Seoane y Diego Lourenzo, analizando el proyecto del puente que saldrá a licitación.
Gerardo Seoane y Diego Lourenzo, analizando el proyecto del puente que saldrá a licitación.
El Concello licitará en 2 meses el puente de Pazos a la N-532

Los dos principales representantes del Concello de Verín, Gerardo Seoane y Diego Lourenzo, alcalde y teniente de alcalde, respectivamente, se reunieron ayer durante gran parte de la mañana para perfilar las principales líneas de su Ejecutivo para este año que acaba de comenzar. Entre los puntos de la extensa reunión, los presupuestos para el ejercicio en curso y las principales inversiones que el consistorio verinense acometerá en los próximos doce meses. 

Entre ellas, una de las de mayor envergadura será la que propiciará la construcción del puente que salvará el río Támega entre la localidad de Queizás y el polígono industrial de Pazos, superficie empresarial que solamente cuenta con una única y estrecha conexión con la Nacional 525 por Pazos.

Del cónclave de ayer se conoce ya la previsible fecha de licitación de su construcción -finales del mes de febrero o primeros días de marzo- y el diseño de la rotonda -el Concello recibió días atrás el proyecto constructivo- que comunicará la vía de acceso al paso elevado sobre el río y la Nacional 532, que une Verín y Portugal. 

Inversión plurianual

A la espera de que se concrete la cifra final de los presupuestos para el ejercicio 2018, el alcalde, Gerardo Seoane, sí confirmó que la inversión prevista para su construcción se repartirá en los tres próximos ejercicios a razón de unos 450.000 euros en cada uno de ellos. Seoane también apuntó que se ha solicitado al IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) una subvención que apoye su ejecución, justificando su encaje en la rebaja de emisiones que acortar las distancias y eliminar más de 300 vehículos al día del centro urbano de la villa supondrán.

La nueva instalación municipal retirará gran parte del actual tráfico rodado pesado de Verín, sobre todo de aquel que accede al parque empresarial y que se ve obligado a circular por las calles del centro urbano tanto de Verín como de Pazos. El ahorro estimado de emisiones de dióxido de carbono después de su puesta en funcionamiento se cifró tecnicamente en más de 90 toneladas anuales.

Las cifras: nuevo paso elevado

- 1,4 millones de euros costará la construcción del puente y de sus conexiones al polígono y a la Nacional 532.
- 450.000 euros se destinarán en los próximos tres años de los presupuestos municipales.
- 300  vehículos al día se retirarán de la circulación en el casco urbano de Verín.