INSTALACIONES

La concesionaria del Parque de Laza mantiene el proyecto

Pese al parón administrativo, pretende abrir en abril la zona que está dedicada a actividades

Imagen actual del espacio que ocupará en el futuro la zona de aventura Santiago Park, en Laza.
Imagen actual del espacio que ocupará en el futuro la zona de aventura Santiago Park, en Laza.
La concesionaria del Parque de Laza mantiene el proyecto

"Todo sigue adelante y pretendemos que al menos la zona de actividades esté disponible para el público en general en tres meses, posiblemente en abril". Son palabras del gerente del parque de aventuras Penaaventura, de Ribeira de Pena, en Portugal, Artur Cardoso. Así lo afirmó en el día de ayer a preguntas de este medio después de publicarse el retraso que sufre el conocido "bosque máxico" por la variación experimentada en su proyecto inicial.

Cardoso confirmó además el anuncio efectuado por el alcalde de Laza, José Ramón Barreal Novo, en su día y que ha supuesto una muy notable modificación de la sencilla iniciativa turística que ahora se ha convertido en un complejo de ocio dotado además de una instalación hotelera. "Entendemos, como así lo hicimos en Ribeira de Pena, que a aquellos visitantes al parque de aventuras debemos darle alojamiento, por una cuestión de lógica incluso empresarial. Nadie nos visitará para disfrutar de unas instalaciones que invitan al deporte de aventura sin disponer de la posibilidad de descanso en sus inmediaciones", apuntó Cardoso, en línea con lo explicado también por el regidor local: "Ese proxecto inicial, é evidente que adoecía dun complemento hoteleiro que agora será unha realidade, porque á xente que nos visite temos que aloxala en algures e a comarca non se caracteriza precisamente polo número de habitacións dispoñibles", dice Barreal Novo. 

Artur Cardoso define este complejo de ocio como "un entorno de turismo activo y espiritual que busca ofrecer a sus visitantes el equilibrio perfecto entre el turismo de aventura y las actividades enfocadas a la espiritualidad y la comunión con la naturaleza", al tiempo que impulsará el Camino de Santiago, "potenciando la parte emocional de las personas". A esa proyectada solución turística se le sumará un nuevo inversor propietario de una de las industrias de energía solar lusa más potentes y responsable además de que en el parque de la localidad matriz de la empresa concesionaria, Penaaventura, se construyese también un recinto hotelero de primer nivel. 

Todos, pero fundamentalmente el regidor, José Ramón Barreal, lamentan que la legislación vigente obligue a este tipo de retraso en inversiones "de tanto calado". 

Pendientes del plan especial dotacional

Los responsables de Urbanismo de la Xunta de Galicia, a la vista de las modificaciones sufridas por el proyecto inicial -mucho más modesto que el ambicioso que se pretende desarrollar finalmente- han solicitado a los promotores del parque la elaboración de un plan especial de infraestructuras y dotaciones. 

Esta es la única fórmula para salvar la colisión existente entre la actual propuesta para el Parque con la vigente ley del suelo de Galicia, cuya modificación entró en vigor cuando ya estaba autorizada la primera. Inicialmente, la Administración autonómica había permitido de manera especial un uso distinto al que ahora le pretenden dar el Concello de Laza y la compañía concesionaria.

Las instalaciones del parque fueron promovidas a través del plan de competitividad turística Puertas de Galicia con un presupuesto de 424.991,83 euros.

La zona de monte donde está ubicado no contaba con ninguno de los servicios básicos.

Durante el último año y medio se realizaron gestiones para llevar la acometida del agua, el alcantarillado, un transformador para la electricidad, que supuso una inversión de 200.000 euros y hasta la construcción de un edificio para la recepción de visitantes con un coste cercano a los 400.000 euros.