ENTROIDO

El gobierno verinense busca organizadores para el Entroido

Mantiene contactos con varias asociaciones con el fin de que se hagan cargo de la programación

El gobierno verinense busca organizadores para el Entroido

Cuando los otros dos vértices del triángulo del Entroido ya tienen definido su programa para los inminentes festejos, en Verín, y a falta de algún colectivo que tome definitivamente las riendas de la organización, los responsables municipales -encargados en última instancia de poner la maquinaria en marcha- afrontan de nuevo algunos problemas que año tras año preocupan. Uno lo  constituyen las aglomeraciones que se producen en la plaza en la noche de Comadres y que impiden escuchar el pregón. Otro es el propio botellón que en el mismo escenario acaba originándose, fruto en gran medida de los más de 20 autobuses que llegan hasta tierras verinenses en esa particular noche.

El grupo de gobierno, consciente de la situación, ha comenzado a contactar con diversas asociaciones que en la actualidad o históricamente han tenido vinculación directa con la organización del Entroido, para escuchar de ellas propuestas que puedan dar solución a todas ellas "y que sean, por supuesto, del agrado de todos los verinenses", dice el regidor Gerardo Seoane. 

INTENTO FALLIDO

"El pasado año hemos intentado formar una comisión que se encargase de la organización, pero la iniciativa no llegó a cuajar. Considero que en una villa como esta ni la edila de Cultura ni mi propio teniente de alcalde tienen que dedicarse, por ejemplo, a recorrer las calles para recaudar financiación. Estoy seguro que lo hacen encantados, pero el volumen de trabajo e iniciativas de este ayuntamiento es tal que no tenemos tiempo material para realizar ese tipo de funciones", asegura. 

Tanto Xinzo -con la supervisión municipal- y Laza -con una asociación cultural- han puesto en manos del pueblo la organización de esta celebración.

Mayor participación ciudadana

"Este grupo de gobierno escuchará a todos aquellos colectivos que decidan plantearnos alternativas en la organización, pero también desde aquí quisiera hacer un llamamiento a una mayor participación ciudadana en la organización del Entroido, ¿quién mejor que los que lo disfrutan para diseñar el mejor de los carnavales?", apunta el mandatario verinense. 

"Creo que la función del Concello, siempre colaborativa, debe pasar a un segundo plano en una fiesta tan espectacular como la del Entroido, donde desaparece cualquier tipo de rivalidad ideológica y centrar, si cabe un poco más, sus esfuerzos en mejorar la seguridad y la imagen exterior que nuestra fiesta ha de transmitir", concluye Seoane.