ECONOMÍA

Un único proyecto consumirá el 50% de los fondos del GDR de Monterrei

Una residencia de ancianos lidera, con 1,6 millones, la inversión prevista por las 26 iniciativas solicitantes

Instalaciones del antiguo hotel, que pronto se convertirá en residencia de ancianos.
Instalaciones del antiguo hotel, que pronto se convertirá en residencia de ancianos.
Un único proyecto consumirá el 50% de los fondos del GDR de Monterrei

Más de tres millones de euros invertirán todos aquellos promotores que optarán, en un periodo bianual, a los fondos que reparte el grupo de desarrollo rural Asociación Monteval entre los proyectos que hasta el 30 de marzo presentaron su candidatura.

De los 3,2 millones, la base de financiación supera los 2,1, y entre ellos se distribuirán los 800.000 euros contemplados para este ejercicio, aunque las iniciativas puedan desarrollarse hasta el próximo mes de octubre del 2019.

Serán las propuestas de carácter productivo, esto es, las que procuran con su puesta en marcha un lucro económico para sus promotores, las que se lleven la práctica totalidad de los fondos disponibles, destacando tres de ellas -por su capacidad inversora- por encima de las demás.


VEINTISÉIS PROYECTOS


De los 26 expedientes abiertos, destaca la remodelación del viejo hotel Gallego de Albarellos (Monterrei), que se convertirá en la residencia de ancianos Val de Monterrei y que prevé una inversión de 1,6 millones de euros.

Le siguen, en orden de importancia económica, la rehabilitación de varias casas que se destinarán al turismo rural en el concello de Laza, con casi medio millón de euros de inversión; la ampliación de la actividad de una compañía de excavaciones y movimientos de tierras (340.000 euros), la propuesta de una tienda tradicional de ultramarinos en Cualedro o la construcción de una tapería pero con ciertas connotaciones literarias en la localidad de Mandín (Verín).

No será la iniciativa privada la única que opte a la repartición de fondos. Varios concellos de la comarca, asociaciones de vecinos e incluso comunidades de montes han presentado sus propuestas. Entre las más llamativas están, por ejemplo, la adquisición de un proyector de cine que pretenden instalar en su localidad los comuneros de Flariz. En esa misma aldea, su asociación vecinal persigue poner en marcha una cocina en la que impartir cursos para sus vecinos. Varios serán también los municipos de la comarca que destinen los recursos solicitados a la rehabilitación de espacios públicos, o a la construcción de nuevos, como en el caso de Oímbra, que prevé poner a disposición de sus residentes y visitantes una pista de skate. Castrelo do Val, por contra, proyecta abrir un museo para su piedra más histórica.