MONTERREI

Un vecino, sospechoso de la mayoría de incendios en Verín

Creen que se desplaza en motocicleta y que podría haber provocado 13 fuegos en el último año 

Las llamas se acercaron en la jornada del sábado a las viviendas de Feces de Cima, en Verín.
Las llamas se acercaron en la jornada del sábado a las viviendas de Feces de Cima, en Verín.
Un vecino, sospechoso de la mayoría de incendios en Verín

La Guardia Civil y la Policía Autonómica siguen la pista de un hombre que se desplaza en motocicleta, residente en Verín, ante la sospecha de que es el autor de los cinco incendios que se registraron en los últimos días en Feces de Cima, Fumaces y Queirugás.

Los investigadores, según pudo saber este periódico, trabajan con la hipótesis de que el incendiario conoce perfectamente las carreteras, pistas y caminos que surcan la comarca para circular por ellas y provocar los fuegos, posiblemente con un mechero o lanzando cerillas encendidas hacia la maleza que crece en la cuneta

Los agentes fundan sus sospechas en los datos recogidos en el monte tras los incendios que, en su mayoría, se originaron en una misma franja horaria, a partir de las cinco de la tarde, y en la maleza que crece en un margen de una carretera, pista o camino.

Los sucesivos incendios encendieron la alarma en Medio Rural e incluso al cuartel de Verín, donde se sospecha que el autor de estos últimos cinco fuegos ya pudo haber provocado, al menos, otros ocho en diferentes puntos de la comarca de Monterrei durante los meses del verano del 2016.

Dispositivo

Guardia Civil y Policía Autonómica redoblaron la vigilancia en la zona con el objetivo de sorprender a este vecino cuando esté provocando un fuego. Al dispositivo se sumaron patrullas a caballo e incluso los propios agentes del destacamento de Tráfico, además de soldados del Ejército de Tierra y los propios efectivos antiincendios.

La actividad incendiaria mantiene en máxima alerta a los brigadistas durante las 24 horas, ejerciendo una especial vigilancia en las masas arboladas. El control afecta a los municipios limítrofes de Castrelo, Riós, Vilardevós, Oímbra y Monterrei.

El municipio contabilizó ayer otro incendio en Vilamaior, que afectó a 1,1 hectáreas, aunque en este caso se investiga si fue provocado por un trabajador cuando desbrozaba maleza.