ACCIDENTE AÉREO

Boeing, cuestionado después de dos accidentes mortales en 5 meses

El pasado mes de octubre, un Boeing 737 se estrelló 13 minutos después de despegar desde Yakarta, causando la muerte de los 189 pasajeros

Boeing, cuestionado después de dos accidentes mortales en 5 meses

La compañía aérea Boeing se enfrenta a escrutinio internacional después de que en menos de seis meses se hayan producido dos accidentes mortales de su modelo 737 Max 8 que han causado 346 fallecidos.

Cuando aún se desconocen las causas del último siniestro acaecido este domingo en Etiopía y que ha matado a 157 personas, ya se están estableciendo comparaciones con el sucedido en Indonesia el octubre pasado y que provocó 189 víctimas. En su informe preliminar, la KNKT encontró pruebas sobre fallos técnicos en la aeronave.

Mientras continúa la investigación, varias aerolíneas han decidido dejar en tierra estos modelos de avión porque los expertos advierten que aún es pronto para determinar las causas que han ocasionado el accidente de Etiopía.


Etiopía, China e Indonesia han inmovilizado sus Boeing 737 Max


La aerolínea etíope ha informado de que ya se han recuperado las dos cajas negras: la que registra los datos técnicos del vuelo y la que graba las conversaciones en la cabina de los pilotos.

No obstante, los investigadores del siniestro de Ethiopian Airlines han destacado este lunes que están en sus primeras fases y han subrayado que no hay necesidad de emitir nuevas directrices a los operaciones de este modelo de aeronave basándose en la información conocida hasta ahora.

"La seguridad es nuestra prioridad número uno y estamos adoptando todas las medidas para entender por completo todos los aspectos de este accidente, trabajando estrechamente con el equipo investigador y con todas las autoridades reguladoras implicadas", ha afirmado un portavoz de Boeing, en una declaración por correo electrónico remitida a Reuters.

Este lunes, la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) ha ordenado a sus aerolíneas comerciales que suspendan de manera inmediata sus operaciones con todos sus aviones Boeing 737 y 738 antes de las seis de la tarde (hora local), tan sólo un día después de que uno de estos modelos se estrellase en Etiopía el domingo.

La agencia de noticias china Caijing, citando fuentes cercanas a las autoridades chinas, ha informado de que las aerolíneas chinas, que operan con cerca de 60 modelos Boeing 737 Max, han recibido una orden de la Administración de Aviación Civil tras lo que han paralizado su uso de manera inmediata.


El pasado mes de octubre, un Boeing 737 Max operado por la aerolínea indonesia de bajo coste Lion Air que despegó desde Yakarta, se estrelló 13 minutos después de alzar el vuelo, provocando la muerte de las 189 personas que se encontraban a bordo


El avión de la aerolínea etíope también se desplomó minutos después de haber despegado del aeropuerto internacional de Adís Abeba por motivos que todavía se desconocen.

El piloto había informado de dificultades y había pedido regresar, según ha informado la aerolínea.

"En esta etapa, no podemos descartar nada", ha explicado a la prensa el CEO de Ethiopian Airlines, Tewolde Gebremariam, en el Aeropuerto Internacional Bole en la capital.

Según apuntan las primeras declaraciones sobre lo sucedido, la visibilidad era buena pero el monitor de tráfico aéreo Flightradar24 informó que la "velocidad vertical del avión era inestable después del despegue". El piloto, según la aerolínea, contaba con más de 8.000 horas de vuelo.

Entre los pasajeros fallecidos, de 30 nacionalidades diferentes, había al menos 19 trabajadores de Naciones Unidas que se dirigían a una sesión de la Asamblea del Organismo sobre Medio Ambiente prevista para este lunes en Nairobi.

El diputado eslovaco Anton Hrnko también confirmó a través de Facebook que su esposa y sus dos hijos estaban en el avión.

Entre las víctimas están confirmados 32 kenianos, 18 canadienses, nueve etíopes, ocho italianos, ocho ciudadanos chinos, los ocho estadounidenses, siete británicos, siete ciudadanos franceses, seis egipcios, cinco ciudadanos holandeses, cuatro indios, cuatro eslovacos, tres austriacos, tres suecos, tres rusos, dos marroquíes, los dos españoles, dos polacos y dos israelíes.

Además había un ciudadano a bordo de cada uno de estos países: Bélgica, Indonesia, Somalia, Noruega, Serbia, Togo, Mozambique, Ruanda, Sudán, Uganda y Yemen. A ellos hay que sumar otros cuatro con pasaporte diplomático de Naciones Unidas cuya nacionalidad todavía no se ha concretado.

El 29 de octubre de 2018, un avión Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea indonesia Lion Air se estrelló en el mar de Java minutos después de despegar de Yakarta, acabando con la vida de 189 personas.

Las autoridades de Indonesia han informado de que están estudiando colaborar con el Gobierno etíope en la investigación sobre este nuevo accidente.

"Hemos propuesto al Ministerio de Transporte que ayudemos pero no se ha decidido todavía porque lo estamos discutiendo", ha afirmado un portavoz de la Comisión Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT), el organismo que investigó el accidente del 29 de octubre.

Tras el accidente de Lion Air en octubre pasado, los investigadores dijeron que los pilotos parecían tener problemas con un sistema automatizado diseñado para evitar que el avión se detuviera, una nueva característica del Boeing 737 Max, según relata la cadena `BBC`.

Los resultados preliminares sugieren que el sistema anti-pérdida forzó repetidamente la nariz del avión, a pesar de los esfuerzos de los pilotos para corregirlo.

El avión Lion Air también era nuevo, al igual que el de Ethiopian Airlines y los dos accidentes ocurrieron poco después del despegue.

Estados Unidos ha anunciado el envío de un equipo de ayuda e investigación para determinar las causas del siniestro del vuelo ET302.

La misión conjunta de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte y la Administración Federal de Aviación estará formada por cuatro investigadores que trabajarán "con las autoridades de la aviación civil de Etiopía para investigar el accidente".